Tribuna Campeche

Diario Independiente

En el olvido, 80 por ciento de tradiciones

Robarse al Niño Dios ya no se acostumbra, dijo Mechita Juárez

Palizada.- Además de los buñuelos que se servían en los hogares paliceños durante las fechas navideñas, se ha perdido un 80 por ciento de las costumbres de la época.

La señora Mercedes Juárez Jiménez, con domicilio en calle Revolución sin número del Centro, recuerda que hace un par de décadas, por lo menos 30 familias iniciaban con las posadas después del 12 de diciembre.

Mencionó que llegando el día 24 se arreglaba el altar y tenían el cuidado de no colocar al Niño Dios porque se lo robaban.

“Si esto sucedía, se disponían a la espera de los papelitos en los cuales les decían que el Niño pedía baile, fiesta, y se tenía que cumplir con la tradición”, recordó.

Añade que de la misma forma se sacaban los pastorcitos y los Reyes Magos, los cuales salían a dar sus recorridos por la ciudad; esa costumbre se ha ido perdiendo, ahora todo es moderno, sin embargo se divertían niños y adultos, sostiene, doña Meche, de cabello corto y ondulado, en su mayoría de color blanco.

Agregó que unas 10 familias de la cabecera municipal continúan con la tradición de los altares arcos decorados con palmas de coco, en al cual se coloca el Niño Dios con sus ropas nuevas.

Se matan cerdos para los tamales y se preparan los buñuelos que se acompañan con refrescos o café.