Tribuna Campeche

Diario Independiente

Exigen tres auditorías de venta de madera

Vaga información de excomisarios ejidales y del actual, Marín Buenfil

CHAMPOTÓN.- Por la vaga información de venta de madera, ejidatarios de Champotón pidieron en asamblea efectuada ayer, que las instancias competentes auditen a los excomisarios ejidales, Moisés Abundis Quimé y José del Carmen Delgado, y al actual, Delio Manuel Marín Buenfil.

Pese a que no asistieron autoridades de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) ni del Registro Agrario Nacional (RAN), los 300 de mil 500 ejidatarios dejaron en claro que uno de puntos principales es la auditoría.

No tomaron en cuenta los “maquillados” informes, sobre todo el de corte de madera.

De noviembre a febrero, de 673 metros cúbicos de madera se obtuvieron 121 mil 180 pesos, eso fue todo lo que les manifestaron.

“Ya ni nos emociona cuando vendieron la madera, porque al final de cuenta no nos dan un solo peso”, expresó Luis Molina Cen.

Por otra parte, desde hace 12 años escuchan que presentarán demanda contra los invasores de la Ampliación Forestal, ellos aumentan y la deforestación también. El comisario ejidal, Delio Manuel Marín Buenfil no ha hecho nada.

En la asamblea exigieron la restitución de tierras o que las paguen, el precio era de cinco mil pesos por hectárea y finalmente dijeron que sería mil pesos, pero si las quieren regalar lo pueden hacer, eso ya es cosa de cada campesino, pero el comisario tiene que acabar de pagar los 230 pesos a los 500 ejidatarios que faltan.

En su momento, los bosques, ampliaciones forestales y selvas eran intocables y ahora resulta que a cambio de madera el alcalde de Candelaria, Salvador Farías González, levanta una gran escuela en La Peregrina, “qué les pasa a las autoridades de Profepa y Semarnat”.

 

ESPERAN PAGO

Muchos ejidatarios siguen esperando recursos, otros han caído vencidos por la enfermedad y se quedaron en la espera de que les van a pagar sus tierras.

Y ahora en la asamblea no estuvo ninguna autoridad federal ni estatal.

, no quieren hacer nada por los ejidatarios.