Inicio»Municipios»Culpan 2 alcaldes a sus antecesores

Culpan 2 alcaldes a sus antecesores

0
Compartidos
Google+

Los alcaldes de Escárcega, Atilano Mosqueda Aguayo, y de Candelaria, Salvador Farías González, rechazaron haber incurrido en irregularidades en el manejo de recursos del Fondo para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FISMDF), pues apenas los auditarán, por lo que los faltantes son responsabilidad de sus antecesores.

“El millón  668 mil pesos que observó la Auditoría Superior de la Federación corresponde al último trimestre del 2015, dentro del presupuesto autorizado a la anterior administración que presidió Fernando Manuel Caballero Buenfil, quien dejó programado el gasto a mi gobierno”, afirmó el alcalde escarceguense, Atilano Mosqueda Aguayo.

No hay desvío alguno de recursos que se me pueda atribuir, pues nosotros solo concluimos el año fiscal, justificó. Al momento en que tomamos el Ayuntamiento, todo estaba programado y solo ejecutamos.

Ejercimos el dinero que ya estaba etiquetado, y lo que nos observan no significa desvío, porque aún trabajamos para solventarlo, de acuerdo a los lineamientos que nos exige la Auditoria Superior.

El dictamen lo publica ese órgano el 20 de febrero de cada año. En estos momentos los auditores trabajan en la revisión de cuentas del 2016, afirmó Mosqueda Aguayo.

Se trata de recursos del Fondo para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FISMDF). Cada una de las observaciones será solventada, porque no hay nada grave. No incurrimos en mal uso de los recursos, sino al contrario, procuramos que las cosas se hagan de forma correcta, afirmó.

En los primeros tres meses de mi gobierno, que corresponde a esta observación, lo único que hicimos fue ejercer algo que ya estaba planeado y programado.

Así nos lo dejó la anterior administración, pero de ninguna manera incurrimos en algo indebido, sostuvo. Por eso, solo es cuestión de solventar  las observaciones hechas, y que corresponden a la administración anterior, no a la que encabezo.

 

TAMBIÉN SE DESLINDA FARÍAS

El edil de Candelaria, Salvador Farías González, rechazó la versión de que en su administración se hayan desviado más de nueve millones 728 mil pesos del Fondo para la Infraestructura Social, Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FISMDF), y aclaró que en este mes se fiscalizarán los recursos que manejaron en 2016.

Al referirse a la información publicada en TRIBUNA, indicó que su administración  ha tenido especial cuidado en el manejo de los recursos, y en especial de los de aportación federal, y no tenemos conocimiento de que la ASF haya dictaminado alguna observación, pues no ha habido revisión en ese sentido.

Debe ser de la administración de Candelario Salomón Cruz, no en este gobierno, pues será en estos días cuando llegue personal de la Auditoría Superior a verificar la revisión de los recursos del Fondo para la Infraestructura Social, Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FISMDF), por lo que desconozco de dónde sacaron esa información, señaló.

Se trata de cuentas y observaciones que dejó la pasada administración municipal, porque nosotros estamos ejerciendo los recursos de manera transparente y hemos sido cuidadosos en ese aspecto, insistió el edil panista.

En Palizada, y como ya es costumbre, el alcalde panista Pedro Javier Ayala Cámara,  se escondió para no responder sobre el supuesto uso indebido de recursos federales por 949 mil 900 pesos, detectado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Tampoco, ninguno de los funcionarios de su gabinete pudo informar.

Noticia anterior

Impulsa Sedeco a las empresas petroleras

Siguiente noticia

Manuel de la Cruz, artista y maestro de nuevas generaciones