Inicio»Municipios»Haltunchén, comunidad donde el tiempo se detuvo

Haltunchén, comunidad donde el tiempo se detuvo

3
Compartidos
Google+

CHAMPOTÓN.- El destino, designo divino, cosas de la vida, son interrogantes donde poco importan las respuestas, al final de cuentas así se ha vivido y se continuará viviendo en la pequeña comunidad de Haltunchén.

Haltunchén, el nombre de pujante hacienda por ahí del año 1890, el sitio donde según dice la tradición oral, fue el lugar donde se gestó el cultivo de caña de azúcar, fue ahí donde don Cabalán Macari visualizó la industria azucarera.

Y en efecto, ahí, en Haltunchén aún se encuentran apilados fierros viejos que formaron parte de enormes maquinarias que en su tiempo habrán de haber formado parte de tecnología de punta para la elaboración del azúcar y el fuerte aguardiente.

Hay 22 familias, 24 casas, 100 habitantes, número que “sube y baja”; una construcción que en su oportunidad fue escuela primaria y que no funciona desde hace muchos, pero muchos años y una cancha de básquetbol, o lo que queda de ella, sirve para todo menos para la práctica del deporte.

Sus habitantes simplemente ven en su comunidad su centro de “hospedaje”, como bien lo señala Samuel Chan Negrón, “nada tenemos acá de modernidad, ni lo necesitamos, vivimos tranquilos, sin sobresaltos, ¿trabajamos?, claro, en la pesca, en el Ingenio Azucarero, unos que otros en la agricultura”.

“Aunque no tenemos ni siquiera una pequeña tiendita, no hay mayor necesidad”.

Noticia anterior

Urgen rehabilitación de banqueta

Siguiente noticia

Transporte escolar en otras 19 rutas, anuncia Medina