Inicio»Municipios»Dan 72 horas a empresa de grúas para tramitar su licencia de funciones

Dan 72 horas a empresa de grúas para tramitar su licencia de funciones

0
Compartidos
Google+

HOPELCHÉN.- Al continuar con su operativo en el municipio, la Profeco aplicó este jueves una orden de visita a la empresa Grúas Calkiní, con ubicación en la calle 12 entre 23 y 25 de la colonia San Martín, pues detectó que desde hace ocho años no cuenta con licencia de funcionamiento expedida por el Ayuntamiento.

Jennifer Alejandría Magaña García, jefa del departamento de Verificación y Vigilancia de la Delegación Estatal de la Profeco; el inspector y verificador, Moisés Alberto León Montenegro, y Luis Alberto Barahona Muñoz, subdelegado de la dependencia, aplicaron la visita de rutina.

Tras esta, al propietario, Ermilo Cuevas, le dieron un plazo de 72 horas para adquirir la licencia, de lo contrario el establecimiento quedará clausurado, esto pese a que cuenta con el permiso federal expedido por la SCT.

La Profeco detectó que la empresa sólo tiene a la vista los precios de sus servicios autorizados por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, pero no los avalados por el Instituto de Transporte del Estado de Campeche con fecha 28 de febrero de 2017.

El propietario, argumentó que no posee su licencia de funcionamiento porque el Ayuntamiento no ha querido expedírsela, pero que hará todo lo posible para obtener el documento, ya que su empresa realiza servicio gratuito a patrullas y ambulancias del Gobierno del Estado y del municipio.

Al asistir a investigar al Ayuntamiento, al parecer la Tesorería Municipal no ha expedido licencia de funcionamiento para la instalación de corralones.

Por lo que de acuerdo a información proporcionada por el departamento de ingresos de la Comuna, la empresa Grúas de Calkiní no está dada de alta desde su llegada al municipio hace ocho años (2009), tiempo en el que no ha pagado impuestos.

 

ANOMALÍAS

En operativo de calibración de básculas en cuatro tiendas de autoservicios, la Profeco suspendió y sacó de funcionamiento una báscula en la tienda Ferroláminas, al observar una irregularidad. Por lo que aplicó una sanción a la sucursal con de las avenidas Desiderio Ortegón Cauich y Manuel Crescencio García Rejón en la colonia San Román y también deberá sustituirla.

Cabe señalar, que las básculas de los establecimientos ubicados frente al parque principal, fueron calibradas con un instrumento llamado “marco patrón”, avalado por la Profeco de la Ciudad de México.

Magaña García señaló a la prensa que la calibración de esas básculas se realizó porque los propietarios o encargados de esos establecimientos lo solicitaron a la Profeco e hicieron su trámite de manera voluntaria, aunque informó que esta calibración debe realizarse dos veces por año.

Noticia anterior

Destacan compromiso de maestros con la educación

Siguiente noticia

Operación Felicidad en las preparatorias