Inicio»Municipios»Más que un desastre el primer mes de Bautista

Más que un desastre el primer mes de Bautista

0
Compartidos
Google+

El primer mes de la administración que encabeza Rodolfo Bautista Puc ha sido más que un desastre, se ha documentado la clase de funcionarios que están en la Comuna, quedó al descubierto que la mayoría no tiene el perfil para desempeñar sus cargos y la venganza que mantienen en contra de los empleados los ha llevado a humillarlos.

Además, persisten los despidos injustificados, reducción de salarios en clara violación a la ley, se han negado a pagar sueldos a quienes trabajaron la última quincena y están empecinados en no cubrir liquidaciones a los que corren.

Así se ha conducido el Gobierno de la legalidad y la justicia.

Aureliano Quirarte Rodríguez, síndico jurídico del Ayuntamiento, afirmó que Bautista Puc se equivoca y se sigue equivocando, su soberbia ha llevado, en tan solo un mes, a tener un Gobierno intolerante, ruin e incapaz de solucionar las necesidades.

Situación que genera el rechazo ciudadano y el cuestionamiento que sus promesas de campaña sólo fueron una argucia para ganar votos.

Es más, ni las campañas de desprestigio contra sus críticos en las redes sociales le ha funcionado bien.

Su lloriqueo por los supuestos desvíos de la anterior administración, que hasta hoy no ha documentado, en lugar de ayudarlo lo perjudicó, pues quedó al descubierto que se trató de una argucia mal dirigida, pues, carecía de sustento, como ha quedado demostrado, dijo.

Al menos, ya corrió a la primera funcionaria, y fue la directora del DIF, Balbina Mayo Martínez, pero lo hizo no por ineficiente, sino porque tenía un pleito personal con su esposa, pues, asesoraba y se oponía a los despidos injustificados.

Mientras, que los ineptos, como el contralor, Hermenegildo Vázquez López, sigue en su cargo, pese a las pruebas que se han documentado en su contra.

Este Gobierno, afirmó, ha sido de total incongruencia, mantienen su doble moral, lo que más les ha dolido, es que no tienen forma de refutar lo que hemos señalado.

Se equivocó al llevar a sus camarillas a la Comuna, se olvidó de profesionalizar la administración, de generar certidumbre y confianza entre los ciudadanos; ha hecho, todo lo contrario, y muy pronto se agravarán los problemas por esa necedad y terquedad que tiene en no reconocer sus errores.

Finalmente, Quirarte Rodríguez indicó que la situación que prevalece en el interior de la Comuna, es incierta, pues los empleados están más preocupados en ser despedidos que en cumplir con sus funciones.

Esa ha sido una estrategia para desviar la atención por la incapacidad que tienen para gobernar, y aunque no ha sorprendido, si preocupa a los ciudadanos que las cosas sigan como hasta ahora.

Noticia anterior

Inician festividades a San Diego de Alcalá en Nunkiní

Siguiente noticia

Urge solución; por fugas de agua se deteriora la calle 27-A