Inicio»Municipios»Quitaron apoyos a los médicos tradicionales

Quitaron apoyos a los médicos tradicionales

0
Compartidos
Google+

HOPELCHÉN.— La falta de apoyos de los gobiernos Federal, Estatal y municipales provocó que la medicina tradicional dejara de ser una opción para las familias de escasos recursos económicos, y que de 45 personas que se dedicaban a esa actividad, sólo cuatro continúen preservando la tradición, lamentó el presidente del Consejo Local de Médicos Indígenas Cheneros (Colmich), Federico Castillo Nieves.

Y añadió: “Las nuevas generaciones de campechanos se apenan, se cohíben y se niegan a aprender la riqueza de la medicina tradicional, que aún persiste en la región de los Chenes, porque consideran que aprender este legado los convierte en brujo o sacerdotes mayas”.

Detalló que existe un registro de 42 médicos tradicionales, pero actualmente a las reuniones del Colmich sólo acuden cuatro cada martes y viernes, en el dispensario tradicional ubicado en la colonia San Isidro.

Cuando funcionaba el Instituto Nacional Indigenista (INI) se registró un  auge de la medicina tradicional local, pues 45 personas se dedicaban a esta actividad ancestral, “y fue la bonanza de la medicina indígena en el municipio”.

Castillo Nieves resaltó que mediante recetas de la medicina tradicional y alimentación sin productos químicos, hasta la década de los 90´s las personas tenían promedio de vida de hasta 90 años, incluso hasta 100, pero actualmente es de apenas 65.

“Esta reducción del promedio de vida de la gente de la región, se debe al alto uso de medicamentos y al consumo de productos muy industrializados que además están contaminados con agroquímicos como los fertilizantes o con Organismos Genéticamente Modificados”.

En la época de los mayas —recordó—, la gente vivía hasta 120 años, porque no había tanta contaminación de químicos en los alimentos y se usaba mucho la medicina tradicional.

El dirigente del Colmich mencionó también que actualmente nadie supervisa a los médicos tradicionales, quienes no reciben capacitación ni apoyos de los gobiernos y organismos no gubernamentales.

“Trabajamos con plantas medicinales para combatir la fiebre, tos, diabetes, piedras en los riñones, colesterol, infección hepática, problemas del sueño, malos espíritus e influencias negativas de la gente mala. También ofrecemos medicinas para controlar los nervios”.

 

TRATAMIENTOS INCLUYEN ORACIONES

Explicó que sus servicios incluyen oraciones a Dios, tal como lo hizo Jesucristo, para realizar sanaciones imponiendo las manos sobre la cabeza del enfermo. “Muchas enfermedades se curan gracias a las medicinas que los sacerdotes o médicos indígenas preparamos conforme al legado ancestral”.

Relató que aprendió de sus padres y abuelos, “aunque muchos sacerdotes o médicos indígenas traen ese don al nacer o lo obtienen de sus sueños”.

Por último, mencionó que el edificio del Colmich está prácticamente en el abandono, y sólo sobreviven dos consultorios, pues con el paso del tiempo y sin apoyo de ninguna dependencia se deterioró.

Noticia anterior

Portada

Siguiente noticia

Arriba a Xpujil la Guardia Nacional