Inicio»Municipios»Recuerdan a pixanitos

Recuerdan a pixanitos

0
Compartidos
Google+

Puchero, pollo encebollado, frijol con puerco dulces, frutas, pozole, chocolate, velas de colores, flores, manteles con dibujos infantiles y silbatos de barro predominaron ayer en los altares dedicados a los pixanitos. Las oraciones al Todopoderoso se sumaron al inicio de los festejos a los fieles difuntos.

EN CALKINÍ, como cada año se cumplió con esta ancestral tradición. Las familias desde una noche antes se surtieron de lo necesario para los altares.

En la comunidad de Concepción las familias expusieron que, para el Día de Muertos, en sus patios cuentan con el 50 por ciento de los ingredientes para la elaboración hoy de los pibipollos, así lo dio a conocer Edilberto Tamay Pech, mientras bajaba frijoles conocidos como “tzamá”.

Tienen a su alcance gallina de traspatio, maíz nuevo, leña para el horno de tierra y hoja de plátano, y sólo invertirían mínima cantidad para la manteca y la carne de cerdo.

EN TENABO,  familias de esta ciudad, como la Pacheco Catzín, recordaron a sus difuntos. Amayra Catzín Estrella dijo que los preparativos iniciaron desde muy temprano.

En los dos cementerios de la cabecera, las visitas fueron escasas y en su mayoría de gente que acudió a darle mantenimiento a tumbas y osarios. Ese fue el caso de las familias  Vera, Canul, Gil, Ku y Palma.

EN HECELCHAKÁN, pitos de barro, baleros y canicas destacaron en los altares dedicados a las  ánimas infantiles que familias montaron a partir del mediodía.

La señora María Elena Collí Mas precisó que cada año ofrece los alimentos que en vida gustaban a su hijo menor. La comida especial para los niños es el puchero, señala.

EN POMUCH la  familia de Manuela Euán Pantí y Pablo Pech May, con domicilio en la calle 11 de la colonia San Diego, mantiene arraigada esta tradición, por lo que  realizó un rezo y preparó comida de gallina de patio, tortillas de maíz, dulce de coco,  de calabaza y de ciruela así como pan de muñeco.

EN HOPELCHÉN, cheneros honraron a sus familiares que fallecieron siendo niños.

En Xcupil Cacab la señora María Canché  montó un pequeño altar con puchero, dulces típicos de la región, frutas y velas de colores.

Las familias Koh Medina y Koh Rivero, ambas de la cabecera municipal, también ofrecieron alimentos a las almas pequeñas, principalmente para María José Koh Medina, quien falleció hace 14 años.

Noticia anterior

Venta ambulante afecta a tortilleros

Siguiente noticia

Ambulantaje descontrolado