Inicio»Municipios»Celebran Día de Muertos

Celebran Día de Muertos

0
Compartidos
Google+

HOPELCHÉN.— En la región chenera, decenas de familias como Chan González, Herrera Ek, Keb Herrera, Koh Rivero, Koh Tec, Koh Medina y Koh Cot, celebraron el Día de Muertos con la elaboración de los tradicionales pibipollos a pesar de la precaria situación económica.

Debido al aguacero de la noche del jueves, muchos optaron por usar los hornos de piedra o de gas para cocinar este platillo.

En el cementerio de la ciudad hubo regular movimiento, principalmente en la mañana, donde acudieron a llevar flores y veladoras a sus difuntos, mientras que locatarios del área de frutas y verduras del mercado reportaron bajas ganancias por la competencia desleal en el centro de la ciudad.
En las panaderías hubo repunte del 20 por ciento en sus ventas, principalmente del pan de muerto.
Por otro lado, la Iglesia Católica informó que la misa en el panteón de la cabecera municipal será hoy a las nueve de la mañana en la calle 18.

EN HECELCHAKÁN

Los católicos celebraron ayer el Hanal Pixán para recordar las almas de sus seres queridos y hoy continuarán con las actividades en los campos santos así como los rezos en familia, coincidieron las familias Chi Damián, Chi Collí y Hernández Chi.Desde ayer iniciaron los preparativos de los pibes y de los altares adornados con velas, dulces de yuca, calabaza, pan dulce, plátano, naranja, dulces de coco y de cacahuate, palanquetas, flores de xpujuc, la foto del difunto y la cruz de cempasúchil que no debe faltar para recibir a las ánimas.

Luego del rezo, la familia se sienta para comer lo que hay de ofrenda y se deja una parte para la misa del día siguiente. Según la creencia maya, las almas estarán un mes entre los seres vivos. Además se acostumbra que la gente llegue al panteón para limpiar las tumbas, pintarlas, llevar flores y veladoras, mientras que otros rezan en memoria del ser querido.

EN POMUCH

Los Pech Euán, Euán Pool y Ek Euán ofrendaron 34 pibipollos en el altar dedicado a los fieles difuntos en la villa. La preparación de este exquisito manjar cocido bajo la tierra que tuvo duración de más de 12 horas.

EN TENABO

Pobladores de Tinún, Emiliano Zapata, Kankí, Nache Há, X’kumcheil, Santa Rosa y de la cabecera municipal, desde muy temprano se prepararon para celebrar a sus fieles difuntos.

En cientos de hogares se observó esta ancestral tradición con altares adornados con velas, veladores, olor a incienso, flores, acompañados de rezos con cánticos y alabanzas. El ritual se mantiene en el municipio a pesar por la situación económica.

Los tenabeños cumplieron a sus padres, hijos, primos sobrinos, quienes hicieron el viaje sin retorno, y como ofrenda tuvieron el pibipollo, principal símbolo de estas festividades, donde se aprecio movimientos en los molinos, en los puestos de frutas y verduras, dulces, así como en panaderías.

Ayer se tuvo un ambiente poco concurrido en los cementerios del municipio y quienes acudieron, fue para dar mantenimiento a los osarios y tumbas.
Lo que se pudo apreciar es la vigilancia policiaca en los campos santos, sin embargo se espera que hoy se refuerce la seguridad porque la asistencia se incrementará.

EN CALKINÍ

La elaboración de los pibipollos inició a temprana hora, porque familias como los Kantún Paredes, Cuevas Sánchez, entre otros, rememoran a sus muertos con este ritual ancestral.

Las tareas se dividen, donde los hombres se dedican a abrir el hueco en la tierra, colocar piedras y palos para cocinar los pibipollos que son preparados por las mujeres con masa, puerco, pollo, xpelón, manteca, entre otros productos.

Como era de esperarse, ayer, poca gente acudió al camposanto de la cabecera municipal y aunque se pudo observar que algunas personas llevaron flores, veladoras, coronas, y algunos limpiaron los nichos.

Noticia anterior

Aprenden colombianos la elaboración de pibipollos

Siguiente noticia

Obras de mala calidad, jugoso negocio del edil