Inicio»Municipios»En peligro cerca de 630 has. de cultivos

En peligro cerca de 630 has. de cultivos

0
Compartidos
Google+

TENABO.— Las 450 hectáreas que cada año en temporal se siembra maíz podrían perderse por la contingencia del Covid-19, debido a que están frenados los programas federales y el gobierno no hace nada, mientras los tiempos están corriendo y el periodo de preparación de la tierra se aproxima, por lo que es lamentable lo que está sufriendo los cientos de productores, denunció el comisario ejidal, Refugio Dzib Canul.

Aclaró que en lo que va de este año no hay apoyos al campo, lo peor es que los programas de Producción para el Bienestar están varados, no hay mejoras en el campo porque está olvidado y no hay quien lo respalde. La situación cada vez es peor.

Añadió que ante la preocupación de los productores, acudió a la Dirección de Desarrollo del Municipio, han dialogado con el encargado quien dijo que no están trabajando por la cuarentena y todos los apoyos están frenados, por lo que es preocupante.

Ante este panorama, el comisario ejidal de Tinún dijo que en realidad los campesinos necesitas apoyo, que se aperturen los programas, y recordó que son más de 450 hectáreas de maíz que se trabajan anualmente de manera temporal y hasta la fecha no hay actividad porque el productor no tiene recursos y está esperanzado en el apoyo.

CARECE DE MERCADO LA PRODUCCIÓN DE CIRUELA

TINÚN.— Cerca de 180 hectáreas de ciruela en producción en esta Junta Municipal están en riesgo de perderse, al carecer de mercado por la contingencia sanitaria por el Covid-19.

Este es un mal año para los productores, por el coronavirus no podemos vender la fruta que da respiro a las familias y que se ayudan para prepararse para la siembra del maíz, señalaron Raúl Canul Chan, Marcos Ku Canul, secundado por el comisario ejidal, Refugio Dzib Canul.

Aseguraron que hay preocupación y apenas está iniciando la cosecha, los compradores no llegan a Tinún. “Hay que implementar estrategias como por ejemplo, determinar un lugar fuera de pueblo como centro de acopio, para que ahí lleguen los interesados, porque si no se vende la fruta, bajo la mata se va a podrir.

Coincidieron que los pocos que han empezado a cosechar, en estos momentos venden de 180 a 200 pesos el arpía, y algunos solo uno la mitad, es necesario estar unidos y organizarnos para ver qué hacer.

Coincidieron que en Tinún hay más de 100 productores y están tomando medidas que van hacer con la fruta, reconocieron que este es mal año por la contingencia. “Si no se abre el mercado estamos perdidos”.

Noticia anterior

En Cuaresma cayó 50% la venta de productos marinos

Siguiente noticia

Paralizados los mototaxistas