Inicio»Municipios»Se encomiendan a Dios

Se encomiendan a Dios

0
Compartidos
Google+

HECELCHAKÁN.— Cada día, antes de iniciar su jornada, personal de enfermería del Hospital del IMSS-Bienestar, se encomiendan a Dios. Portar ropa y equipo adecuado es determinante para protegerse y no contagiarse de enfermedades, como el Covid-19.

Nuestra misión en esta profesión es atender a los enfermos, incluso cuando está en riesgo nuestra salud, declaró Alicia Paredes Cahuich, quien atiende el módulo a la entrada del nosocomio.

La licenciada en enfermería señala que esta es su primera experiencia con una pandemia. “Pedimos a Dios que nos siga dando ánimos para desempeñar este trabajo”.

Como parte de los protocolos, cumplimos con la distancia física con nuestros pacientes y la protección mediante el equipo adecuado, completó.

Hasta este momento no nos ha tocado atender a un paciente con Covid-19, pero hay que estar preparados porque puede suceder en cualquier momento.

También somos madres y tenemos que cuidar a nuestros hijos, por eso cuando termina la jornada de trabajo, antes de salir del hospital, nos bañamos y cambiamos de ropa. Ya bien desinfectadas podemos ingresar a nuestros hogares, explicó.

Noticia anterior

Recuerda primera pandemia

Siguiente noticia

No aplican medidas sanitarias en obra del Banco de Bienestar