Inicio»Municipios»Poblados, incomunicados

Poblados, incomunicados

0
Compartidos
Google+

HOPELCHÉN.— La carretera federal 261, a dos kilómetros de la ciudad, fue cerrada la tarde de ayer debido a  escurrimientos que formaron una lámina de agua de casi 600 metros con altura de 60 centímetros, dejando incomunicada la región de Bolonchén de Rejón que abarca las comunidades de El Poste, Katab, Xcalot Akal, Huechil, Chunyaxnic, San Antonio Yaxché, Xculoc, Chunhuaimil y la cabecera de la Junta Municipal.

En tanto, tras fuertes lluvias de las tormentas tropicales Amanda y Cristóbal, Ramón Corona, Cancabchén y San Juan Bautista Sahcabchén permanecen  prácticamente incomunicadas debido a que sus caminos de acceso registran inundaciones de hasta un metro de altura.  El paso sólo es con camiones de volteo y tractores agrícolas de gran tamaño.

Ayer alrededor de las 15 horas, un camión de Diconsa que transportaba víveres a refugios temporales, estuvo a punto de volcar cuando se dirigía a la cabecera, pues el conductor, al orillarse debido a las fuertes corrientes de agua, quedó inclinado hacia su derecha.

El agua en el camino de 8 kilómetros que conduce a Katab, desde el entronque con la vía federal 261 Hopelchén-Bolonchén de Rejón, tiene una altura de metro y medio.

Tramo a Cancabchén está debajo del agua y  en Ramón Corona unos 500 metros están inundados con altura de más de un metro. En esta última comunidad pobladores construyeron un cayuco para salir a comprar víveres debido a que la ayuda de la autoridad municipal ha sido insuficiente.

En el camino antiguo a San Juan Bautista Sahcabchén 12 de los 14 kilómetros tienen anegaciones con más de 1.5 metros de altura. Campos de cultivo están convertidos en un mar.

La ayuda a los más 400 pobladores será por medio de lancha a partir de hoy, aunque algunas personas se arriesgan a pasar por el camino “nuevo”, ubicado hacia la carretera federal Hopelchén-Bolonchén de Rejón, que está destruido.

De acuerdo con la autoridad municipal, las 35 comunidades de Los Chenes están afectadas, pero las que están  bajo agua son El Poste, San Bernardo Huechil, Yaxché Akal, Xcalot Akal, San Antonio Yaxché, San Francisco Suc Tuc e Iturbide, donde alrededor de 800 viviendas están inundadas. Hay refugios temporales.

EN CAMPO

Dos mil 500 hectáreas de chigua, ocho mil de soya y dos mil colmenas arrasadas, son los estragos que dejaron las tormentas tropicales Amanda y Cristóbal, con pérdidas que podrían superar los 4 millones de pesos.

A todo ello se sumarían unas 10 mil hectáreas de tierras mecanizadas para la siembra de maíz que también fueron afectadas. Y la pérdida de 250 cabezas de ganado, por lo que el sector agropecuario resultó con graves afectaciones a causa de los temporales.

Noticia anterior

Ya cobró Bienpesca 90% de ribereños

Siguiente noticia

Ordena Bautista tirar despensas al basurero