Inicio»Municipios»Misas, con medidas sanitarias

Misas, con medidas sanitarias

0
Compartidos
Google+

Con asistencia de 20 a 50 feligreses y cumpliendo con los protocolos sanitarios, la Iglesia Católica reanudó las misas dominicales en los municipios de Hopelchén, Tenabo, Hecelchakán y Calkiní.

EN HOPELCHÉN asistió el 35 por ciento de aforo (unas 50 personas) en las dos misas de 8 y 10 de la mañana en la parroquia de San Antonio de Padua, donde no hubo saludo de paz tradicional y la hostia se dio en la mano.

A los feligreses se les aplicó gel antibacterial y se les tomó la temperatura con termómetro digital, mientras que en cada banca se permitió a tres personas.

El presbítero Helio Gijón Estrada mencionó que las actividades religiosas también se reanudaron en las 11 capillas que conforman la parroquia de San Antonio de Padua.

EN TENABO después de más de 2 meses de permanecer cerrada debido a la pandemia del Covid-19, la parroquia fue abierta ayer para la celebración de dos misas —a las siete de la mañana y al mediodía—, acatando las recomendaciones de salud.

El párroco Mario Fernando Haas Cohuó anunció que las misas presenciales serán con 35 por ciento de aforo, un máximo de 85 personas. En los próximos días se decidirá si se establece un horario nocturno para la homilía.

EN HECELCHAKÁN celebraciones eucarísticas se llevaron a cabo en la parroquia de San Francisco de Asís de la cabecera y en la capilla de la Virgen de la Concepción en Pomuch.

En la ciudad, en la única misa de las 11:00 hora de la mañana asistieron 20 feligreses, quienes cumplieron con el protocolo sanitario.

El vicario Tomás Yam señaló que, por disposición del Consejo Parroquial, solamente una puerta fue abierta, y a los fieles se les aplicó gel antibacterial y se les tomó la temperatura con termómetro digital. Asimismo, en las bancas hubo sana distancia de dos personas en cada una.

EN POMUCH

En la primera misa oficiada por el presbítero Saúl Zavala Priego a las 10 de la mañana, asistieron alrededor de 30 feligreses.

El cura recordó el evento que se efectuará el próximo 25 de agosto en la Catedral, donde el diácono de Pomuch Rogelio Pantí Ruiz será ordenado sacerdote.

EN  CALKINÍ cuatro misa dominicales en diversos horarios se llevaron a cabo ayer, presididas por los párrocos Juan Heliodoro Kantún Huchín y el vicario Ricardo Partida Contreras. La asistencia fue de uno a 20 feligreses en cada homilía.

Noticia anterior

Pretende oposición desprestigiar labor del Presidente: PT

Siguiente noticia

Piden suspender pago