Inicio»Municipios»Compartirán recursos para tomar sus clases

Compartirán recursos para tomar sus clases

0
Compartidos
Google+

CHAMPOTÓN.— Un televisor análogo de 22 pulgadas, un teléfono celular y cuatro libretas deslucidas son los recursos con lo que cuentan los hermanos Martínez para el regreso a clases en la modalidad a distancia.

Erick de 9 años, pasó al cuarto de primaria; Pablo de 15 años, al segundo de secundaria; y Selina de 14 años, (no aparece en la foto) al tercero de secundaria, respectivamente.

Ricardo de 16 años se dio de baja temporal en la preparatoria, precisamente por todo esto de las clases a distancia, dijo su madre.

“En casa no tenemos computadora, tampoco tabletas, la señal del Internet nos llega gracias a la solidaridad de una vecina”, externó apenada Dulce María Martínez López, desde su humilde morada ubicada sobre la calle 16 entre 43 y 45 en la colonia Cuauhtémoc Cárdenas, al sur de la ciudad.

“Mi hijo Ricardo, viendo la situación, ya me dijo que ayudará a su hermano menor Erick en sus clases que es un tanto hiperactivo, pero los pocos y contados recursos que hay en casa los habremos de compartir para que sigan sus clases”.

Entre antiguas y derruidas paredes doña Dulce, madre soltera, explicó que antes de la pandemia trabajaba como ayudante de cocina en la Primaria “Aguilar Curmina”

Ellos (sus hijos) ya regresaron a clases, pero yo no a mi trabajo, e incluso todavía no sé si me volverán a contratar, dijo preocupada.

Es algo cansado, estresante hasta cierto punto, Erik es hiperactivo, eso me estresa aún más. Me da impotencia no poder ayudarlos y sobre todo, el no brindarles las herramientas que uno quisiera.

No tengo trabajo, pero tengo que ver la forma que llegue la comida a la casa. Mis hijos ayudaban con el ingreso familiar, pero con el regreso a clases deben darle prioridad a sus estudios.

Bajo ese contexto dijo “Selina, mi hija ya me dijo que buscará la manera de combinar sus clases con el trabajo, pero que su prioridad será la escuela. El mayor tendrá que buscar un trabajo, me duele que salgan de casa, pero qué le vamos hacer.

La falta de recursos tecnológicos y monetarios en casa, es la situación por la que atraviesa la familia Martínez, algo que ocurre en muchos hogares campechanos tras el regreso a clases en línea debido a la pandemia de Covid-19.

Noticia anterior

Riesgo de contraer Covid-19 en Palacio

Siguiente noticia

Sin apoyos del Fonden, dice Mora