Inicio»Municipios»Limosna, modo de vida tras abandono de hijos

Limosna, modo de vida tras abandono de hijos

0
Compartidos
Google+

HECELCHAKÁN.— Abandonados por sus hijos, en esta ciudad al menos tres  adultos mayores viven de la limosna.

Ese es el caso de Luciano Dzul Escamilla, de  cuya edad ya no se acuerda pero vecinos señalan que tiene 92. Vive solo en una casa de la calle 18, entre 27 y 29 del barrio de San Antonio de la cabecera.

Abordado cuando salía de un restaurante, de donde le regalan alimentos, señaló que no sabe de la existencia del Día del Abuelo y reconoció que su memoria falla que incluso olvida la ubicación de su vivienda. Algunos pobladores lo han encontrado vagando sobre la carretera federal Campeche-Mérida.

José Guadalupe Canul  “Mochera”, de 88 años de edad, llega al centro de la ciudad  con una bolsa en la espalda, donde tiene ropas y varios objetos. Su perra Princesa lo acompaña.

De carácter agresivo se para frente a una tienda, a la espera de recibir alguna ayuda. La gente le regala comida y refrescos.

Sólo habla maya y en su lengua dice que no tiene acta de nacimiento, ni credencial de elector. Su choza está ubicada  detrás del puente de la carretera federal y no es beneficiario de la pensión del Gobierno Federal.

Vecinos aseguran que tiene hija que vive en Seybaplaya.

Eduardo Xequeb Chan, de 77 años,  pide limosna en la puerta del mercado. “Tengo familiares pero no me apoyan, vivo solo. El Día del Abuelo no me interesa”, expresa.

Noticia anterior

Aprueban reglas para Programa de Apoyo al Empleo Temporal

Siguiente noticia

Acusan a Bautista Puc de duplicar plazas laborales