Inicio»Municipios»Con elección finaliza conflicto en Zináparo

Con elección finaliza conflicto en Zináparo

0
Compartidos
Google+

ESCÁRCEGA.— Teudosio Mena Jaimes fue electo ayer como nuevo comisario municipal del ejido Altamira de Zináparo, con lo que se pone fin al conflicto, que derivó en un plantón contra el alcalde este martes cuyo resultado fue la renuncia de María del Refugio Pardiño de la Cruz y que orilló a los habitantes a no ratificar a la suplente, Virtudes Estrada Montejano.

Estrada Montejano aceptó el rechazo de la población en asamblea donde hicieron valer sus usos y costumbres.

Con gritos entre los opositores a la suplente y quienes la apoyaban, la asamblea se realizó en la cancha techada de la comunidad, a consecuencia de un fuerte aguacero.

La asamblea fue avalada por el secretario de la Comuna, José Concepción Urióstegui Urióstegui, quien, en un principio pretendía posponerla para el domingo, según él, para que acudiera más gente.

La propuesta fue desechada, la gente exigía que en ese momento se realizara la elección.

El funcionario propuso que de un lado estuviera la gente que estaba de acuerdo con que la suplente asumiera el cargo y del otro lado los que se oponían.

Como la diferencia era abrumadora, Estrada Montejano renunció y aceptó la decisión de la mayoría, tal y como lo había anunciado el jueves por la mañana en la ciudad.

El enviado del alcalde Rodolfo Bautista Puc, que por momentos trató de manipular la asamblea para imponer en el cargo a la suplente, no le quedó de otra que aceptar la decisión de elegir a Mena Jaimes, a quien, en los próximos días le tomarán la protesta al cargo, pues, antes, se tiene que legalizar el nombramiento, al tratarse de una Comisaría Municipal.

Por momento, la asamblea estuvo a punto de salirse de control, los gritos, incluso insultos, fueron el común denominador. No obstante, al final, prevaleció la calma, pues la mayoría de la gente quería una autoridad nueva y no a la suplente, por la relación que mantenía con la anterior comisaria, Pardiño de la Cruz, de quien, se dijo, prácticamente desapareció.

De esta forma, finalizó el conflicto de varias semanas, que inició por la venta de cervezas en la comunidad, pues la hoy excomisaria no tenía la anuencia del ejido para ello; para eso habían elegido un comité para manejar la Junta de Mejoras.

Noticia anterior

Realizan campaña de vacunación y diabetes

Siguiente noticia

Peligroso tramo rumbo a Dzibalchén por deslaves