Tribuna Campeche

Diario Independiente

Se oponen niños a pérdida de tradición

Da click para más información

BÉCAL, Calkiní.— Jesús, Javier e Ismael fueron los primeros niños en salir a las calles para cantar la tradicional Rama.

Portando cubrebocas y gel antibacterial, expresaron que saben de la contingencia sanitaria por el Covid-19, pero —señalaron— no quieren que se pierda esta tradición.

Desde el primer día de diciembre, Jesús Elías Reyna Balam, Javier Ismael Ruiz Avilez y Daniel Avilez Ruiz, de 9 y 10 años de edad y con domicilio en los barrios San Diego y Norte, mencionaron que hubo cambios este año pues en su grupo son menos participantes en comparación con el año pasado.

En 2019, expusieron, salimos con más primos y amigos a recorrer las calles de la comunidad, pero este año varios de ellos temen salir debido a la pandemia.

Javier añadió que en un principio hubo negativa de sus padres en permitirles participar en la Rama.

Ayer habían visitado 10 casas donde entonaron villancicos, como Pastores de Belén, El burrito sabanero, Naranjas y Limas y Mi Aguinaldo.

TEMOR EN DZITBALCHÉ

El grupo de Lidia Cauich Aké reconoció que la gente tiene temor de recibir a la Rama en sus hogares, pese a que las tres adolescentes usan cubrebocas.