Tribuna Campeche

Diario Independiente

Fueron pocos los que elaboraron al “viejo”

Da click para más información

CANDELARIA.— Pocas familias candelarenses elaboraron el monigote que representa el año viejo que concluye, por restricciones en festividades y la situación económica que ha golpeado severamente a la sociedad, tras un año difícil por la crisis que dejó la Pandemia del Covid -19.

Fue hasta ayer por la tarde cuando empezaron a ser exhibidos los “viejos” frente a los hogares de algunas familias de esta cabecera municipal.

En punto de las 12 de la noche del 31 de diciembre, cumplirán con el ritual de la quema de los muñecos que representan el año viejo, para recibir un año nuevo con presagios mejores que los que dejó el 2020, año que será recordado por la pandemia que se llevó a muchas personas, familiares, amigos y conocidos.