Inicio»Municipios»Incrementa consumo de productos fríos

Incrementa consumo de productos fríos

0
Compartidos
Google+

HECELCHAKÁN.— Las altas temperaturas han propiciado incremento de hasta un 50 por ciento en el consumo de productos fríos, como raspados de hielo, helados y aguas frescas, señaló Higinio Quijano Uc.

El vendedor de raspados en la ciudad indicó que en las últimas dos semanas ha tenido mejores ganancias, debido a las temperaturas hasta 41 grados.

Sin embargo, reconoce que este año es diferente, porque tiene que recorrer las calles, ya que por el confinamiento los niños y jóvenes están resguardados en sus casas. Si nos quedamos en el centro, no hay venta, asegura.

Quijano Uc, también conocido como Platanazo, inicia su jornada laboral desde las 10:30 de la mañana, saliendo de su casa con el triciclo donde lleva sus jarabes de tamarindo, mango, piña, zapote, cebada, uva, crema y coco, y un octavo de marqueta de hielo.

De 12 del día a las 2 de la tarde recorre la ciudad para ofrecer a 12 pesos un raspado. “Si nos va muy bien obtenemos cerca de 400 a 450 pesos diarios, pero hay que andar; hace dos años cuando había clases nos parábamos en el parque y ahí llegaban los niños, ahora no hay niños”.

 

EN HOPELCHÉN

Al iniciar la época fuerte de calor, aumentó en un 80 por ciento el consumo de raspados, principalmente de frutas de temporada, señaló el vendedor Elmer Iván Pino Uc, quien recordó que al inicio de la contingencia sanitaria tuvo que vender en su casa, pero al iniciar el semáforo verde sale a las calles de la ciudad de Hopelchén.

En un día bueno, de 11 de la mañana a cuatro de la tarde, obtiene ingresos de hasta 600 pesos, cuando en años anteriores, hasta las tres de la tarde, ya había vendido 900 pesos, pero ahora sus ingresos mermaron más del 35 por ciento debido al coronavirus.

 

PERSISTEN AFECTACIONES

TENABO.— A pesar del intenso calor no han repuntado las ventas de aguas frescas, menos de refrescos y helados, pues la pandemia por el Covid-19 sigue causando afectaciones a los comerciantes.

Luis García Florentino explicó que las ventas se mantienen en un 50 por ciento, cuando por lo general en estos meses se disparaba hasta el 100 por ciento. “La gente sale pero no compra, es entendible, por el riesgo del Covid-19”.

La pandemia sigue reduciendo las esperanzas de los vendedores de incrementar sus ingresos económicos.

Por la tarde la demanda se dispara un poco, pero no suficiente. A pesar de que el semáforo se mantiene en verde, la mejora económica no llega a este sector.

Ante la falta de ventas tuvo que bajar los precios de sus productos: un peso al helado y tres pesos a las gelatinas.

Por su parte, el heladero Antonio Chi Martínez resaltó que el Covid-19 lesiona su negocio, mientras que las autoridades municipales, desde que comenzó la pandemia, no han dado apoyos a los afectados.

Noticia anterior

Aumentan viajeros hacia la capital de la entidad

Siguiente noticia

Continúa Palomo Ku sin respaldar a sindicalizados