Inicio»Municipios»Ganaderos aún no se recuperan

Ganaderos aún no se recuperan

0
Compartidos
Google+

HOPELCHÉN.— Para la ganadería chenera, la situación continúa crítica, porque muchos productores no logran recuperarse de las inundaciones que el año pasado provocó la tormenta Cristóbal, causándoles la pérdida de mil 500 reses muertas y 17 mil hectáreas de pastizales.

Jorge Mario Pool Novelo, secretario de la Asociación Ganadera Local de Hopelchén, explicó que aún hay potreros con agua estancada, mientras en los sitios secos no ha vuelto a crecer el pasto.

Ante esto es urgente para los ganaderos volver a trabajar sus potreros y resembrar pastizales antes de que existan problemas de alimentación para sus hatos, lo que puede ocurrir en el corto plazo, advirtió.

Detalló que tan sólo en la comunidad de Chunchintok perdieron unas 10 mil hectáreas de pastizales, y otras siete mil en las demás comunidades del municipio.

El líder productor expresó que desde el paso de “Cristóbal” a la fecha han muerto alrededor de mil 500 cabezas de ganado, unas mil de ellas en Chunchintok, a causa de las inundaciones. Y en los lugares donde el agua bajó, el pasto se secó; los animales se quedaron sin comida, y también murieron.

Pool Novelo mencionó que el problema aún persiste, como es el caso de la población de Cancabchén donde hay ganado que quedó rodeado de agua y sigue muriendo.

Agregó que actualmente la Asociación Ganadera Local tiene registro de 10 mil cabezas de ganado y para enfrentar los problemas referidos han pedido a las autoridades apoyos consistentes en alambre de púas y semillas.

Con ello podrán rehabilitar los potreros y resembrar pasto, sin embargo, los programas federales fueron cancelados y sólo están a la espera del respaldo del Gobierno del Estado, concluyó.

Noticia anterior

Faltan 100 pescadores de altura por cobrar apoyo del Bienpesca

Siguiente noticia

Encarecen carnes rojas en Candelaria