Inicio»Municipios»Miente oficial mayor a empleados de Comuna

Miente oficial mayor a empleados de Comuna

0
Compartidos
Google+

CHAMPOTÓN.— A pesar de que el oficial mayor Manuel Pacheco Canul les dio su palabra de que les pagarían las prestaciones atrasadas, empleados refirieron que solamente depositaron 500 pesos de vales de despensas, el estímulo a la educación de mil 450 pesos y la parte proporcional de los aguinaldos.

Ana Quevedo Delgado, Marian Vela Mateo, Nelly Gómez Valle, María Luisa Sansores y Gloria Casanova Novelo, entre otros afectados, señalaron que lo anterior son pagos que por ley se deben realizar antes de concluir la administración, pero no así a quienes han cumplido 15, 20 y 30 años de servicios al Ayuntamiento, motivo por lo cual se reunieron en los bajos del Palacio Municipal.

Comentaron que Pacheco Canul las citó en la sede municipal a las 10 de la mañana para entregarle los cheques, para ello se presentaron desde las 8:00 horas, y dieron más de las 13:00 horas y no les habían pagado.

“Ahora el oficial mayor nos informó que será el próximo viernes o lunes que nos entregarán los cheques, es hombre sin palabra que se ha burlado de nosotros”, indicaron.

Respecto al paro laboral total que convocó el delegado sindical Fernando Domínguez Poot, dieron a conocer que sí estuvo, “cuando nosotros somos las que hemos buscado el diálogo con el edil, Daniel León Cruz. Según nos dijo se entrevistó con Pacheco Canul, más bien fue un teatro de los dos”, aseguraron.

Por su parte, Domínguez Poot refirió que León Cruz tiene firmado que pagará todo antes que termine su administración, especialmente los pagos de antigüedad.

“Los empleados que no les han pagado sus servicios del 2020 son 24, y de este años son 94, todos los oficios se enviaron en su momento. Cuando un empleado se jubila reciben su bono por 30 años de servicios que corresponde a 30 mil pesos. Se continuará con el proceso porque se han enviado los oficios”.

Noticia anterior

Que Gobierno presente pruebas de anomalías

Siguiente noticia

Edil Bautista prometió mucho y cumplió poco