Tribuna Campeche

Diario Independiente

Anoche, colgaron pancartas y quemaron llantas.

Piden clausura de sitio clandestino de alcohol

Da click para más información

Protestan vecinos de Tacubaya

HECELCHAKÁN.— Vecinos del barrio de Tacubaya de la cabecera municipal, encabezados por Sarahí Pérez Ceh, protestaron anoche en demanda de la clausura de un sitio clandestino de venta de bebidas embriagantes.

Pidieron a las autoridades municipales y a la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Campeche (Copriscam) tomar cartas en el asunto ante las afectaciones que ese centro causa a las familias de la zona.

Cansados de no ser atendidos, colocaron pancartas y encendieron llantas para llamar la atención del Gobierno.

Explicaron que en septiembre del año pasado, un vecino comenzó a vender bebidas alcohólicas, y en las últimas semanas contrató a tecladistas para atraer a más clientes, principalmente hombres.

Desde ese entonces, viven encerrados en sus viviendas ante el temor de ser agredidos por las personas que acuden a ese sitio. A las mujeres les han faltado el respeto, como aseguró Pérez Ceh, pues ha sido una de las víctimas junto con sus hijas.

Asimismo, algunos briagos realizan sus necesidades fisiológicas sin importar que la gente esté pasando hacia sus casas.

Nadie vive en paz desde abrió ese lugar y las afectaciones aumentan los fines de semana, dijo, al destacar que los niños corren peligro porque cuando salen los parroquianos con sus motos lo hacen a toda velocidad, por lo cual temen algún accidente.

Lamentaron que, pese a sus reportes, hasta el momento ninguna autoridad ha actuado, mientras que el dueño del clandestino presume sus influencias en el Gobierno de José Dolores Brito Pech. “Cuando pase un accidente la responsabilidad será de ellos”, añadió Alma Chi.

Al lugar llegó la policía para el reporte correspondiente.