Inicio»App»Muy grave el plan de López Obrador

Muy grave el plan de López Obrador

0
Compartidos
Google+

Recortes impactarán en servicios fundamentales, aseguran expertos

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— Expertos en política y en economía aseguraron que el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador de que en el último tramo de su Gobierno pasará de la austeridad republicana a la pobreza franciscana “para darle más al pueblo”, es muy grave porque los recortes impactarán en los servicios fundamentales y programas de la administración pública federal.

Los expertos consultados ejemplifican que los servicios en salud y educación se verán afectados y esto impactará en la población de menos ingresos.

Además, explicaron que al reducir el gasto sin sustento se afecta la funcionalidad de las dependencias, como en el caso del sector salud, donde se generó un desabasto de medicamentos.

“Claro que hay una responsabilidad gigantesca en todo lo que ha hecho en ese sentido López Obrador. Claro que termina perjudicando también y principalmente a los sectores con menos ingresos”, subrayó el politólogo José Antonio Crespo.

“El país necesita una administración eficiente, servicios eficientes, medicinas, buena distribución, que no haya desabasto. Por eso le pusieron austericidio, porque es una austeridad tan mal aplicada, sin medir, sin calcular que se pudiera hacer, pero hasta donde no afecte la funcionalidad y eficacia de las instituciones”, subrayó Crespo.

Ejemplo de esto, dijo, fue la desaparición del Seguro Popular, cuyos servicios pudieron optimizarse, pero el Gobierno optó por desaparecerlo argumentando que había corrupción y se generarían mayores ahorros.

César Salazar, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, coincidió en que estas medidas ya han dañado el funcionamiento del Estado al no hacer una planeación adecuada del gasto público.

Al destacar el lento crecimiento económico que afecta a sectores vulnerables, enfatizó la importancia de destinar más recursos para que se vigile la eficacia del gasto en programas sociales y que no se desvíen con fines electorales.

IGUALACIÓN HACIA ABAJO

Jacqueline Peschard, politóloga y académica de la UNAM, precisó que el anuncio del Presidente es muy grave porque una cosa es buscar que haya menos márgenes de desigualdad en el país y que quizá es una de las más fuertes de América Latina, similar a la de Brasil, pero se debe atacar con políticas que mejoren la condición de los más desfavorecidos.

“No empeorando la situación de los que tienen más y lo que busca esta pobreza franciscana es que los que tienen algo, pues tengan menos, que sean igual de pobres que las clases más desprotegidas. Es una igualación hacia abajo, no hacia arriba”.

El Gobierno actual no busca mejores condiciones de vida, mejor justicia: “No quiere mejorar a los que están más desfavorecidos, sino empeorar a los que tienen algo, por eso el discurso presidencial en contra de las clases medias, contra los aspiracionistas, porque lo que quiere es empobrecer como una forma de atacar la desigualdad”, precisó.

El politólogo de la Universidad La Salle, Bernardino Esparza, dijo que el anuncio presidencial no debería afectar a los programas de salud y educación, sobre todo en esta etapa de postpandemia donde se deben fortalecer estos dos derechos humanos.

Noticia anterior

Derrama de 30 mdp y 50 mil asistentes por Noche Blanca

Siguiente noticia

Extradita EU a César Duarte para procesarlo