Inicio»App»El colmo del cinismo que FCH se atreva a culparnos

El colmo del cinismo que FCH se atreva a culparnos

0
Compartidos
Google+

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— Por el asesinato de los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín Mora Salazar en la Sierra de Chihuahua, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el exmandatario Felipe Calderón se confrontaron con declaraciones.

López Obrador consideró como “el colmo del cinismo y la hipocresía” que el expresidente Calderón se atreviera a culpar a su Gobierno por los asesinatos de los sacerdotes jesuitas.

“Hasta Felipe Calderón se atreve a culparnos, en el colmo del cinismo y la hipocresía”, criticó López Obrador en su conferencia mañanera.

El presidente López Obrador dijo que el crimen en la Sierra de Chihuahua, que duele tanto, no surgió ahora pues viene de tiempo atrás, cuando existía un contubernio completo entre las autoridades y la delincuencia.

“¿O el señor (“El Chueco”, señalado del crimen) acaba de empezar su carrera delictiva? No, y seguramente fue tolerado. Y esto lo saben bien los jesuitas y lo saben bien los que viven en Urique, Chínipas, en Creel, en Batopilas, saben bien cómo se fue creando toda esta organización y el contubernio con autoridades”, declaró López Obrador.

Después del asesinato de los dos padres jesuitas en la comunidad de Cerocahui en Chihuahua, Calderón escribió el martes un mensaje en sus redes sociales:

“‘¿Tocamos ya fondo? ¿Se olvidará este hecho sin precedentes en días por venir? ¿Prevalecerá la indiferencia de las autoridades o la sonrisa cómica y sardónica de AMLO cuando se presentan las masacres?’”. Ejecuciones de sacerdotes, frente a los ojos de Dios”.

En otro mensaje escrito ayer, Felipe Calderón expresó que “el no enfrentar a la delincuencia implica dejar a las comunidades abandonadas a su suerte, en manos de los criminales, sin la fuerza del Estado que las proteja”.

“En ese contexto se da el homicidio de los jesuitas. Quien delinque sabe que le espera el abrazo y no el castigo”, agregó.

MILITARES A LA CAZA DE EL CHUECO

Más de 250 elementos del Ejército llegaron el martes a la Sierra Tarahumara de Chihuahua para sumarse a las labores de búsqueda del presunto responsable del asesinato de los sacerdotes jesuitas, identificado como José Noriel Portillo, “El Chueco”, presunto líder de Los Salazar, brazo armado del Cártel de Sinaloa en la sierra sur chihuahuense.

Fuentes del Gabinete de Seguridad federal informaron que se desplegaron en diversos Municipios aledaños al pueblo de Cerocahui, Municipio de Urique, donde ocurrieron los hechos la tarde del pasado lunes.

El objetivo de la presencia militar, destacaron las fuentes consultadas, es también brindar seguridad a la población de esa zona del Estado.

Noticia anterior

México, Estado fallido: jesuitas

Siguiente noticia

Deben gobiernos aprovechar tenencia y Predial, dice CIEP