Tribuna Campeche

Diario Independiente

Riesgo de nuevos ataques y críticas de AMLO al PJ

Da click para más información

LIMITAR PRISIÓN PREVENTIVA OFICIOSA NO ATIZA IMPUNIDAD, SEÑALA MINISTRO JOSÉ COSSÍO

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— En opinión del ministro en retiro José Ramón Cossío, hay riesgos de nuevos ataques y críticas al Poder Judicial de parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, si en el debate de este lunes sobre prisión preventiva los ministros fallan bajo una interpretación jurídica diferente al sentir del Jefe del Ejecutivo Federal en esta materia.

Efectivamente, señala, una decisión de la Corte diferente a la que espera el Presidente puede llevarlo a criticar y que siga con señalamientos muy abstractos con respecto al Poder Judicial y ese es un gran riesgo para la discusión pública.

Descarta que, como lo señaló el Presidente en una de sus conferencias mañaneras, limitar esta figura fomenta la impunidad y la corrupción, y estima que en la posición del Presidente contra delimitar la prisión preventiva no hay una comprensión completa de todos los elementos involucrados en la discusión.

En este sentido, afirma que hay un falso debate en la sociedad mexicana porque ninguno de los ministros está diciendo que la prisión preventiva desaparezca: lo que se está diciendo es que la prisión preventiva oficiosa desaparezca, pero la figura de prisión preventiva justificada, esa sí es aceptada internacionalmente.

En su opinión, ¿la prisión preventiva oficiosa lesiona o no la presunción de inocencia de una persona?

—Creo que sí la lesiona porque de forma automática los delitos, un catálogo de delitos, se consideran causa suficiente para llevar o someter a las personas a proceso. No hay todavía más que la acusación, hay indicios sobre la responsabilidad de la persona, pero se le priva de su libertad y se le pone en una condición difícil para su propia defensa.

 

FALSO DEBATE

¿Se habla de los riesgos de no contar con esta figura en casos graves de delitos que ofenden a la sociedad, como secuestro?

—Hay un falso debate en la sociedad mexicana. Hay un falso debate porque nadie está diciendo que la prisión preventiva desaparezca. Lo que se está diciendo es que la prisión preventiva oficiosa desaparezca, pues la prisión preventiva justificada es aceptada por estándares internacionales.

La única cuestión es que el Ministerio Público, cuando comparezca ante el juez de Control, pues le tiene que dar a conocer las razones por las cuales pide que una persona esté en prisión preventiva justificada, pero decir que va a desaparecer la prisión preventiva y todas las personas van a salir a la calle es en donde está el falso debate, porque nadie está proponiendo eso.

Este falso debate, ¿cómo está lesionando al debate en sí y a la sociedad?

—Creo que lo que pasa por ese falso debate es que las personas están imaginando que el día de mañana acaba la prisión preventiva y todas las personas que están sometidas a esa pena, con la independencia y la gravedad de los delitos, van a salir a la calle y no va a ser así.

El proyecto de la ministra Norma Lucía Piña Hernández, que está para discutirse este lunes, dice, con gran razón, que se desaplica el artículo 19 constitucional y que el juez valorará si las personas que solicitaron el amparo son o no son peligrosas, porque si lo son y se logra identificar eso, pues que sigan en prisión, pero si no son personas en condiciones de peligrosidad que se establecieron en el código nacional de procedimientos penales, pues pueden salir a la calle y enfrentar su proceso, ojo, en libertad.

Tampoco la declaración de inconstitucionalidad en la prisión preventiva oficiosa provoca que las personas no sigan sometidas a un proceso penal para determinar la responsabilidad o no en la realización de un delito.