Tribuna Campeche

Diario Independiente

Padres llevan a su hijo a una circuncisión y termina con daño cerebral

Da click para más información

El pasado 8 de enero una circuncisión se transformó en una pesadilla para la familia Smith Jara y su hijo mayor Alexander.

«El pasado 8 de enero de este año mi niño fue ingresado al Centro Médico Jurica porque tenía dolor al hacer pipí y ya habíamos iniciado varios tratamientos para que se le compusiera su dolor, pensábamos que era una pequeña infección y al parecer tenían que hacerle la circuncisión”, señaló Perla Jara.

Según el relato de la madre, los médicos le aseguraron que la cirugía sería sencilla con anestesia local y con una duración de entre 30 y 40 minutos. Sin embargo, la intervención se complicó y el menor tuvo que ser trasladado de emergencia a otro hospital a donde llegó en condición crítica.

“Al niño nos lo entregaron casi en estado de coma, muy grave, estuvo a punto de morir.

Cuando estaba justo en terapia intensiva, de varios estudios que le hicieron, se percataron que tenía daño cerebral”, dijo Jara.

A más de un mes de que Alexander ingresó a cirugía, la familia Smith Jara sigue sin tener respuestas de lo que ocurrió pues el hospital no se ha hecho responsable de lo ocurrido y se ha rehusado a entregar el expediente médico.

“Hasta el día de hoy ni los médicos, ni el hospital se ha pronunciado por qué fue lo que pasó, porque era una cirugía relativamente fácil, como para que mi hijo ahorita tenga este daño cerebral”, añadió la madre,

De acuerdo con su testimonio, la familia ha tenido que desembolsar más de 2 millones de pesos en tratamiento, gastos que continúan elevándose debido a la rehabilitación de Alexander.

“Seguimos con esperanza para Alexander, que él saldrá adelante, pero él todos los días está sufriendo algo que ningún niño debe de sufrir y obviamente lo importante es que esto no debe de volver a pasar a otro niño”, indicaron James Arthur Smith y Perla Jara, padre y madre de Alexander.

El menor está por iniciar la etapa de rehabilitación física, pero los gastos han rebasado a la familia, por lo que ahora piden apoyo económico para continuar con el tratamiento del pequeño a la cuenta 03505293065, con Clabe 0446 8003 5052 9306 50 de Scotiabank a nombre de Perla Marina Jara Gutiérrez.

Fuente: Excélsior