Tribuna Campeche

Diario Independiente

Crisis política en NL

Oficializó SAGS que abandona contienda

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— El nuevo Nuevo León, como se promociona a la entidad, entró en la peor crisis política y legal con el retorno inesperado y cuestionado legalmente de Samuel García como gobernador constitucional y la toma de posesión del cargo del mandatario interino Luis Enrique Orozco.
Incluso, a Orozco, pese a contar con el aval del Congreso de Nuevo León, de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, no se le permitió entrar al Palacio y los secretarios de gabinete no acataron sus instrucciones por obedecer al ahora excandidato presidencial.
Disipado por el momento, un choque de fuerzas policiales entre el Gobierno Estatal de MOCI, la Policía Estatal y Orozco, que es resguardado por elementos de la Fiscalía, mantiene el Palacio de Gobierno cerrado a piedra y lodo para evitar cualquier incursión de la ya llamada “gubernatura errante”.
Sin embargo, prevalece el ambiente de tensión y de crisis de gobernabilidad sobre qué ocurrirá con temas como el envío del proyecto de presupuesto 2024 al Congreso o de decisiones de Gobierno, que en los hechos debe realizar Luis Enrique Orozco.
En video publicado en redes, sin ninguna actividad o acto público, García Sepúlveda no aclaró su situación legal, si se encuentra o no en desacato de lo que determinó la SCJN y envió un mensaje político atizando más el conflicto y acusaciones al PRI y PAN.
Por la mañana emitió acuerdo en el Periódico Oficial donde oficializó que no continuará en la campaña presidencial como candidato de Movimiento Ciudadano (MOCI) y reiteró su reincorporación al cargo de gobernador constitucional de Nuevo León.
En tanto el presidente del Congreso de Nuevo León, Mauro Guerra Villarreal, dijo que si el “ciudadano Samuel Alejandro García Sepúlveda quiere quedarse ilegalmente en su cargo, será bajo su responsabilidad constitucional y electoral. Reitero, no existe ningún impedimento con la licencia de separación del cargo, ésta sigue vigente”.
Incluso, ayer por la noche, la Sala Superior del Tribunal Electoral difundió un proyecto de resolución de la magistrada Janine Otálora Malassis que prevé desechar y declarar infundada, la queja de Samuel García Sepúlveda contra el Congreso de Nuevo León al considerar que el Legislativo local sí realizó la designación del mandatario interino.

Sacará MOCI el plan B para 2024

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— El regreso de Samuel García al Gobierno de Nuevo León, dio paso al nacimiento del plan B en Movimiento Ciudadano (MOCI), en torno a quién será su candidato presidencial. Fuentes de ese instituto político confirmaron que existe un ala que está impulsando a Patricia Mercado como la sustituta del neoleonés para la contienda por la silla del Ejecutivo en 2024.
A pocas horas del anuncio de García Sepúlveda, se han barajado nombres como el de Dante Delgado, quien ha dicho que tomaría la candidatura “en caso extraordinario”. También se ha mencionado a Jorge Álvarez Máynez e incluso se ha hablado de Mariana Rodríguez, esposa del mandatario neolonés.
Para los emecistas, postular a algunos de los dos primeros no sería congruente con la máxima de que MOCI quiere en la candidatura presidencial a un perfil alejado de la vieja política, mientras que Mariana no cumple el requisito de edad mínima de 35 años para postularse a la Presidencia.
Por lo anterior, se ha considerado que Patricia Mercado Castro es una buena opción, pues sus cargos como exsecretaria de Gobierno del Distrito Federal, actual senadora de la República, e incluso haber sido ya candidata presidencial, le dan la experiencia para participar en la justa por el Poder Ejecutivo, sin contar que tiene una agenda progresista, que le daría fortaleza en una batalla que se antoja entre mujeres.
El ala naranja que apoya a Mercado Castro ya analizó la posibilidad legal de la candidatura, pues la ley electoral permite a diputados y senadores ser candidatos a la Presidencia sin necesidad de pedir licencia, mientras que en el caso de Samuel, ocupar un cargo ejecutivo le impide participar en la contienda, a menos que pida licencia seis meses antes del día de la elección, fecha que venció este domingo.
En este momento, MOCI está en un impasse sobre su candidatura, pues se quedó sin fichas al rasurar de la contienda interna a todos los aspirantes a la precandidatura y sin posibilidad alguna de registrar a alguien más, pues los plazos establecidos por el INE ya vencieron.
Otro perfil que es impulsado, principalmente en los grupos de Jalisco y de Campeche, es el del senador Juan Zepeda, quien tiene presencia en el Estado de México, donde incluso compitió en 2017 como abanderado de Movimiento Ciudadano a la gubernatura.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!