Inicio»Opinión»AMLO en Campeche

AMLO en Campeche

0
Compartidos
Google+

El pasado jueves inició una gira de cuatro días por Campeche el dos veces ex candidato presidencial por las izquierdas, y ex jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador. Estuvo en Palizada, donde recibió el afecto y el respeto de sus casi paisanos de la llamada Perla de los Ríos, y concluyó su periplo con asambleas informativas en las plazas públicas de Calkiní, Pomuch y Tenabo.

No es la primera vez que López Obrador realiza una gira tan prolongada y de visita detallada a cada una de las cabeceras municipales. También estuvo en 1995 —hace ya 19 años— cuando contendió por la dirigencia nacional del PRD, y la ganó pese a las traiciones y las marrullerías de los seguidores de Amalia García, integrados desde entonces en la nefasta corriente de “Los Chuchos”, que tanto daño le han hecho a ese instituto político.

Polémico por naturaleza, López Obrador se ha convertido, a pesar de sus numerosos y poderosos malquerientes, en una referencia necesaria para la izquierda mexicana. Junto con Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, representan a la tendencia izquierdista en el país, y cada uno por su parte, han llenado cuantas veces han querido la explanada del Zócalo en la capital de la República, lo que nos da una idea de su enorme poder de convocatoria.

Ambos —Cuauhtémoc y Andrés Manuel— aseguran también haber sido despojados de triunfos contundentes en los comicios por la Presidencia de la República y los dos contendieron por lo menos un par de veces por la Primera Magistratura del país.

López Obrador está saliendo de una recaída en su salud, pero asegura que ya está listo para continuar con sus recorridos por el país, en esta ocasión para encabezar las asambleas municipales del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y validar la designación/elección de sus dirigentes municipales.

Y es aquí donde la puerca puede torcer el rabo, pues la integración de los comités municipales no ha sido todo lo higiénica que debió ser, y por el contrario, parece que han prevalecido viejas prácticas de las cuales no se han podido desprender algunos de los operadores estatales de Morena.

De hecho, su anfitrión en Palizada, el ex alcalde Luis Ayala Menéndez, es uno de los “apestados” de los que tienen el control de Morena en la entidad, pues se atrevió a ordenar la reposición de un proceso para elegir a la dirigencia municipal morenista en Ciudad del Carmen, y en su resolutivo, como presidente de la Comisión de Honor y Justicia, se atrevió a ordenar la suspensión temporal de su dirigente estatal, Carlos Ucán Yam, por haber tolerado las irregularidades en el proceso en cuestión.

Ayala no ha sido perdonado por haberse conducido como marcan los estatutos de Morena, ni por atreverse a llevarle la contraria a la senadora Layda Elena Sansores San Román, quien ha intentado colocar a gente de su entera confianza en todos los comités municipales, para que sea ella, y su reducido grupo de incondicionales, quienes controlen realmente al partido en gestación.

Esos detalles de la conformación de un nuevo partido político integrado por dinosaurios heredados de otros partidos, los sabe López Obrador, al igual que los severos problemas internos que tienen al interior.

Por lo mismo, el discurso de Andrés Manuel apuntó hacia los grandes temas nacionales, reiteró su llamado a abolir las reformas laboral, educativa, energética y fiscal, adelantó que Morena recibirá en mayo próximo su registro como partido político, y destapó a la senadora Sansores San Román como su candidata gobernar Campeche.

Ciertamente Morena no será una alternativa real de triunfo en los comicios de 2015. López Obrador construye una institución plagada de viejos vicios y viejas mañas, que lo único que ha logrado es fraccionar a la diezmada izquierda, y por lo mismo, dejó de ser una opción.

 

DESANGELADA GIRA DE LÓPEZ OBRADOR

Si hubiera que utilizar un eslogan de los tiempos del calderonato panista o del panismo calderonista, para calificar la gira que el fin de la semana pasada realizó el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador por el Estado, habría que decir que “ya no es como antes…”. Es mucha la distancia.

En ninguna de las cabeceras municipales el cuasi dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) logró levantar los ánimos populares, pues en realidad fueron pocas las personas que acudieron a los eventos que encabezó y que él llamó “asambleas informativas”, en las que no informó nada. Sus misiles estuvieron dirigidos a criticar a los gobiernos en turno.

Como lo viene haciendo desde hace ya más de 13 años, cuando con el argumento de ser el “presidente legítimo” agarró de sparrings a los panistas Vicente Fox Quesada y Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa, ahora el “punching bag” de El Peje fue el Presidente priísta Enrique Peña Nieto. Ni siquiera ese recurso discursivo despertó a acarreados, curiosos y “orejas”.

López Obrador insistió en que una vez reconocido como partido el Movimiento de Regeneración Nacional, buscará “abolir las reformas laboral, educativa, energética y fiscal, pero está por verse si podría lograrlo con huestes tan diezmadas y enfrentadas.

Además, si se toma en cuenta que Palizada es el municipio campechano con mayor cercanía en varios sentidos con el Estado de Tabasco, tierra natal de Andrés Manuel López Obrador, lo mismo que con Palenque, Chiapas, en donde vivió buena parte de su vida, ni así logró calar la gira “informativa” que llevó a cabo esta semana.

Sin duda, la caída de sus bonos políticos es evidente. No toda la culpa es de Andrés Manuel sino de los políticos de izquierda, que cobran con la derecha, y dicen apoyarlo y representarlo en Campeche.

Lo lamentable de López Obrador es su discurso. Lejos de proponer, como intentó en su campaña amorosa, que pretendió hacer pasar como de cambio de conducta, no deja de ser de crítica recurrente, incongruente. Todo o casi todo le parece mal. Mesianismo puro. Sin propuesta concreta, ni metas a alcanzar en el corto plazo, es muy difícil que logre las aspiraciones que desde años se ha planteado. La crítica es bienvenida cuando aporta y construye. Ese es siempre el deseo de la sociedad.

Entresemana se elabora con aportaciones de periodistas y colaboradores de TRIBUNA.

[email protected]

 

Noticia anterior

Afectan las nevadas a EU

Siguiente noticia

Mejor preparadas para fase Regional

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *