Tribuna Campeche

Diario Independiente

No aptos para enseñar

Ser docente, maestro, profesor o guía no es fácil; razones hay muchas.

Ser docente, maestro, profesor o guía no es fácil; razones hay muchas. Una de las primeras sería que se trabaja con personas de distinta forma de pensar y cada una tiene información diversa, algunas más, otras menos. Cada una tiene un estilo de aprender y de enseñar.

De acuerdo con información sobre los resultados del examen complementario para obtener una plaza de docente, 59.7 por ciento fueron calificados como candidatos “no idóneos”, por carecer de conocimientos suficientes para un adecuado desempeño.

El examen mide las habilidades oral y escrita para la tarea docente. Ciertamente muchos maestros se cuelan por herencia y compra de plazas, favores de toda naturaleza, sin medir las consecuencias del daño colateral que produce instalar a una persona frente a grupo con debilidades pedagógicas, sin modelos de enseñanza y nulos en cuanto a estrategias didácticas.

Sin lugar a dudas no es fácil evaluar a quienes pretendan estar frente a grupo. No es tarea sencilla ser maestro, y mucho menos sin estar actualizado con las nuevas formas de enseñar, como diría el Dr. Mel Levine, mentes diferentes, aprendizajes diferentes.

Cada mente aprende de una manera distinta, afirma Levine, uno de los expertos en pediatría y educación de más prestigio en la actualidad. Y eso constituye un problema para muchos niños, pues la mayor parte de los centros educativos siguen aferrándose a la filosofía de ofrecer una sola educación para todos.

 

CONFIANZA EN GANAR

Si quieres hacer algo en la vida, no creas en la palabra imposible.

Nada hay imposible para una voluntad enérgica. El escritor español Pío Borja deja testimonio de la reciedumbre que existe en cada persona y para ello no hay otro camino que el trabajo, el esfuerzo constante y persistente para hacer realidad lo que Tomás Moro conocía como utopía.

Así las cosas, el PRI se enfrenta a un proceso serio y cada vez más determinante donde tiene que poner todo su talento y no depender de suposiciones y mucho menos dejar a la suerte de sus colaboradores el triunfo.

Se requiere del trabajo de equipo de todos, porque hay militantes que dejaron años en el tricolor y se sienten abandonados. Esa frustración ha alimentado a muchas familias que escuchan palabras de gente que dio todo a cambio de nada.

Por ello, es importante rescatar, tomar la voz de todos, caminar, no hacer muchas promesas sino hablar claro y ofrecer lo que se puede. Dar a la gente confianza, certidumbre y más que nada la posibilidad de un trabajo, como el que ofrece el Presidente Enrique Peña Nieto, de realizar una inversión histórica en el campo mexicano para que los agricultores mexicanos tengan mayores beneficios.

Es tiempo de decisiones y el tricolor no debe olvidar mirar hacia abajo, donde está el valor del voto, el precio de la ciudadanía que tiene en sus manos hacer o acabar con un proyecto.

Los campechanos son nobles, pero no se vale abusar de ese sentimiento; por ello, la energía, el contacto y las expresiones novedosas deben salir a relucir para evitar que el priísmo siga respondiendo a la confianza ciudadana.

Candelario Pérez Madero