Inicio»Opinión»Servidumbre o libertad

Servidumbre o libertad

0
Compartidos
Google+

El Gobierno de Campeche está inspirado en tejer una red educativa sólida, donde cada espacio educativo sea terreno fértil para sembrar la semilla del conocimiento. Por ello, es de primer orden posicionar la enseñanza y el aprendizaje, no importa dónde se esté ahora, sino qué dirección es la que se debe seguir para proyectar la grandeza a la cual se ha convocado en este sexenio.

Modelo de siembra y cosecha de Charles Reade: siembra un pensamiento y cosecharás una acción; siembra una acción y cosecharás un hábito, siembra un hábito y cosecharás un carácter; siembra un carácter y cosecharás un destino. Ello es importante como el pensamiento que es celosamente vigilado porque se convierten en palabras, y las palabras se convierten en acciones.

Ante ese panorama que se vive en la educación y a la que se ve como una alternativa fuerte, el Gobierno de Campeche lo pone en primer lugar, por ello abraza los siete ejes de la reforma educativa:

Fortalecer y posicionar a la escuela en el centro del sistema educativo; mejorar la infraestructura, equipamiento y materiales educativos en las escuelas; promocionar el desarrollo profesional docente; revisar y mejorar los planes y programas de estudio; fomentar la equidad y la inclusión social; garantizar una vinculación eficaz y eficiente entre el  mundo educativo y el mundo laboral, e impulsar una reforma administrativa de la autoridad educativa.

Con esos lineamientos se dan los primeros pasos, contar con espacios adecuados, sin embargo, “el maestro que intenta enseñar sin inspirar en el alumno el deseo de aprender está tratando de forjar un hierro frío, Horace Mann, educador estadunidense, así lo visualizaba. Invertir en la educación nunca será suficiente, por eso “con mis maestros he aprendido mucho; con mis colegas más; con mis alumnos todavía más”.

Por ese contexto se aplaude el pensamiento de Alejandro Moreno Cárdenas, que se traduce en palabra: como nunca antes los órdenes federal y estatal pueden integrar esfuerzos para hacer de la educación una de las más grandes fortalezas de nuestro país; desde lo federal, por ejemplo, los Certificados de Infraestructura Escolar contemplan 50 mil millones de pesos adicionales al presupuesto convencional.

Esto permitirá impactar de manera más rápida la mejora de las condiciones de las escuelas de nuestro país en todos los niveles educativos, y desde lo local, los estados debemos de aplicar las medidas necesarias para hacer realidad las disposiciones legales que regulan las condiciones de la normatividad educativa.

Por la ignorancia se desciende a la servidumbre, por la educación se asciende a la libertad:

Diego Luis Córdoba, político colombiano.

Candelario Pérez Madero

Noticia anterior

Accidente causa daños mayores a 80 mil pesos

Siguiente noticia

Molestos con delegado

41 Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *