Inicio»Opinión»Cascabel al gato

Cascabel al gato

0
Compartidos
Google+

El decomiso de 48 concesiones irregulares y tarjetones falsos para prestar el servicio de transporte urbano en el Estado, podría ser sólo la punta de la madeja o del iceberg de corrupción que se vivió en el Instituto Estatal del Transporte durante la pasada administración.

Con esta declaración, Candelario Salomón Cruz, titular del Instituto Estatal del Transporte, sin duda prendió los focos del corruptómetro que debe haber puesto a temblar a quienes hayan participado en este festín, y los que resulten, cuando concluyan las auditorías que ahí se realizan.

Y para cerrar el candado, en entrevista el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas reiteró que ningún delito que se cometa va a quedar impune. Se aplicará todo el peso de la ley. Es decir, que Candelario Salomón le puso el cascabel al gato, destapó la cañería y no podrá dar marcha atrás. Tendrá que dejar en claro qué es lo que sucedió, porque responsables hay. Y Campeche espera para saber quiénes son.

Es una realidad que las auditorías que se realizan en las distintas dependencias de gobierno, implementadas por la nueva administración estatal, muestran sin duda la línea de trabajo que se seguirá en los próximos años como generador de cambio, y que por el momento colocan sobre la mesa la realidad que se vive en cada una de estas secretarías y direcciones.

Los procesos de cambio asustan a la mayoría por la escasa capacidad que tienen para administrar. No están preparados o ni idea tienen de las nuevas líneas.

Los asusta más porque este cambio va acompañado de un principio de orden que amenaza el estado de confort de unos. Atrás quedarán los viejos vicios que ponen en entredicho la legalidad y la transparencia de esta institución.

Los nuevos secretarios y directores tienen el voto de confianza del gobernador. Deberán generar respuestas y resultados positivos, porque su trabajo será evaluado de manera permanente. El presupuesto se aplicará de manera transparente, aun cuando habrá recursos que no estén etiquetados.

Precisamente por esta obligación, es que los responsables de cada área ponen especial atención en las auditorías y el proceso de entrega recepción para que las cuentas sean claras. Esto les permite conocer situaciones anómalas como ocurrió en el Instituto Estatal del Transporte. Su titular decidió hacer público lo que hasta el momento han encontrado. Decomisaron 48 concesiones y retiraron tarjetones falsos, documentos que ya fueron presentados ante la Fiscalía General para su investigación.

Candelario Salomón Cruz, ex alcalde de Candelaria, desde su llegada al IET, ha recibido quejas de los transportistas, se ha reunido con dirigentes de agrupaciones de todo el Estado que prestan el servicio de transporte público, busca conocer a fondo la problemática. Esta estrategia ya rindió sus primeros resultados.

Sin duda una primera prueba para el ex alcalde será acabar con estas prácticas y de dar con él o los responsables. Deberá poner orden en el transporte público del que se quejan los ciudadanos. En suma, el nuevo titular del IET tiene que ser generador del cambio y lograr que todo el personal se sume a las nuevas directrices y a los nuevos tiempos.

Urge que el nuevo director del IET acabe con la incertidumbre de quienes ahí laboran y más ahora que le puso el cascabel al gato, de lo contrario estaría fallando con la encomienda dada por el gobernador, quien enmarca su trabajo en un principio de orden.

 

vcristobal2@hotmail.com

Verónica Cristóbal Vera

Noticia anterior

Camioneta atropella a motociclista; una herida

Siguiente noticia

Par de atracos en Centro Histórico

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *