Inicio»Opinión»Tómelo con calma

Tómelo con calma

0
Compartidos
Google+

—Tres años, ni tan malos ni tan buenos. Momento de recomponer

—Con tropiezo la Evaluación Educativa avanza

—Pemex lleva gasolina barata a los Estados Unidos

 

Esta semana se están cumpliendo los primeros tres años de la administración de Enrique Peña Nieto. Momento de reflexión y de hacer un alto en el camino. Tradicionalmente, estamos acostumbrados que a esta cita, los presidentes arriben con la máxima popularidad, es el momento cúspide de la administración.

Es innegable que nuestro país ha cambiado y siendo realistas y objetivos, los mexicanos estamos viviendo otra forma de política. Una democracia que puede o no gustarnos, nos ha llevado a periodos de transición en todos los niveles de gobierno. A nivel municipal y estatal PRI, PAN y PRD han podido gobernar y dar muestras de su estilo propio con abusos o eficiencias, errores, aciertos, corrupción o transparencia.

Nos agrade o no, ahora estamos conscientes de que sin importar el color, la clase política y los partidos han tenido sus oportunidades y pueden gustar o no a la sociedad. Así se van conformando los sistemas democráticos.

La administración de Enrique Peña Nieto llegó a la Presidencia de la República, con grandes expectativas. Se establecieron enormes metas y, de inicio, tras el Pacto por México y el impulso de más de quince reformas constitucionales —que por más de tres décadas habían quedado pendientes en el Congreso de la Unión—, se puede decir que tuvo un buen arranque.

Al segundo año, comenzaron los tropiezos que como en otras administraciones, tarde o temprano han llegado. No podemos aún etiquetar a la administración como buena, mala, o regular, ya que estamos a la mitad del camino y hoy México vive otros tiempos en los que nos guste o no, hemos observado y sido parte de otras formas de gobernar y tomar decisiones.

Los errores los hay, sin duda Ayotzinapan, Tlatlaya, la Casa Blanca, y las propiedades de funcionarios federales, han marcado la curva de aprendizaje de Enrique Peña Nieto y sus colaboradores. Sin embargo, la autocrítica a la que antes no estábamos acostumbrados, ha salido a la luz; así como la manifestación de acciones por cambiar algunos aspectos.

No podemos culpar a la actual administración por gastos excesivos, salarios elevados y la poca transparencia en el ejercicio de los recursos, ya que el marco normativo de los procedimientos en la mayoría de los casos se han establecido en el pasado.

Hemos arribado a la mitad del camino y sin temor a equivocarnos, es el momento en que Enrique Peña Nieto y su equipo deben evaluar los resultados, sumar los errores o las situaciones que fuera de su alcance han salido mal, y a partir de ello, retomar con madurez el camino con los ajustes necesarios. De igual forma, deben eliminar en los sucesivo las enseñanzas, y recurrir a quienes tienen experiencia en los temas para evitar más curva de aprendizaje.

Observando objetivamente sin pasiones ni favoritismos; si bien la economía se encuentra rezagada, el crecimiento es bajo, pero es el más alto de la región latinoamericana. Las reformas estructurales, aún no dan frutos y la perspectiva es a cinco o diez años, no se supo involucrar a la sociedad y comunicar que así sería; sin embargo, estaríamos mal si aún no lográramos consensos y avances.

La administración ha llegado sí, a un momento determinante; de aquí en adelante y con una imagen adversa, o solucionan programas, medidas y acciones para levantar al país, o puede tener un alto costo para el PRI y el Presidente, en las decisiones que tome la ciudadanía en 2017 y 2018.

 

Tómelo con Interés.– Como hemos dado cuenta en este espacio, el mayor reto de la reforma educativa; principal bandera de cambio o transformación de la administración de Enrique Peña Nieto, depende en mucho de los procesos de evaluación y ordenamiento administrativo del magisterio.

Durante los meses de octubre y noviembre, se llevaron a cabo aplicación de exámenes en poco mas del 90% del territorio nacional. Las últimas semanas fueron determinantes para culminar el proceso en Michoacán, Chiapas, Oaxaca y ahora Guerrero.

En estas cuatro entidades han surgido pequeños tropiezos; sin embargo, pese a las acciones de la CNTE o la Ceteg, se ha logrado un avance sustancial en la evaluación docente.

Lo relevante será al obtener resultados, qué acciones deberá emprender la autoridad educativa, para en lo sucesivo ir depurando la planta de profesores, y dotarlos de herramientas y capacitación para poder avanzar a un segundo plano, logrando en el mediano plazo elevar la calidad de la educación, e ir transformando los programas educativos para mejorar la calidad de la enseñanza en nuestro país.

 

Tómelo con Atención.– Este fin de semana amanecimos con la noticia de que Petróleos Mexicanos, abrió la primera gasolinería con su franquicia en los Estados Unidos. Para nadie ha sido sorpresa el localizar en estados de la Unión Americana, franquicias de las petroleras brasileñas o venezolanas, y debemos entender que las condiciones de competencia del mercado se establecen por la oferta y la demanda.

Sin embargo, no deja de hacer ruido y llamar la atención, el darnos cuenta que las gasolinas y el diesel, se comercialicen en precios muy por debajo a los del mercado nacional. En fin, este tema a querer o no hace ruido en nuestra sociedad, ya que aún nuestra mente está en el petróleo y la explotación de los mantos en nuestro país.

 

Correo: [email protected]

Twitter: @Fernando_MoraG

Facebook: Fernando Antonio Mora

* Maestro en Comunicación Institucional por la Universidad Panamericana. Socio fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

Fernando A. Mora Guillén

Noticia anterior

Celebrará el Iteshop su primer aniversario

Siguiente noticia

Dan apoyos a vulnerables