Inicio»Opinión»En unos párrafos

En unos párrafos

0
Compartidos
Google+

El título de este artículo es haciendo alusión precisa y de manera directa al Lic. Ernesto Castillo Rosado, hoy secretario del Comité Directivo Estatal del PRI.

De manera unánime a todos nos gustaría que la vida marchara como deber ser, recta, bonita, transparente, etc. Pero no siempre sucede así y en cuestiones de política la situación se complica un poco más. Por tal razón, la mayor de las veces el ciudadano común y corriente pierde toda esperanza y confianza de vivir en una sociedad mejor organizada al ver que su gobernante elegido ha resultado ser un equívoco total.

De manera franca confieso que me provocó singular alegría al leer el diario TRIBUNA de Campeche y observar que ya se gestaba la ascensión a tan importante puesto de Tito Castillo.

Tal singular alegría vino dado por dos puntos muy importantes que a continuación describo y no es que se trate de la más vil lambisconería, porque definitivamente no es lo mío, y así como me gusta criticar lo que se hace mal, también me gusta reconocer las habilidades y defectos de cada individuo máxime si se trata de dirigentes políticos, porque en gran medida son primeros actores en la vida pública municipal, estatal y federal de toda sociedad humana y nosotros como ciudadanos deberíamos ser visores de su comportamiento no en su vida personal, sino como servidores públicos.

1.— A pocos políticos he notado con energías y ganas para hacer las cosas diferentes. Tito es alguien que siempre tiene una idea o proyecto en mente que desarrollar, y  a pesar de su juventud (quizá 36 ó 37) siempre tiene algo innovador para aportar. Es una persona bastante fácil para el diálogo y como dicen por ahí de sonrisa fácil que le atrae mucha simpatía con toda clase de personas, y en especial puede ser muy positivo para el PRI dado que puede simpatizar de manera clara con sectores juveniles.

No se debe pasar por alto que el sector juvenil de hoy día se ha desmarcado ampliamente del PRI dado que son generaciones nuevas y con ideas progresistas que el sistema priísta no ha sabido adherir por el remanente de ideas y líderes rancios que aún conservan. Lo anterior ha servido para que otros líderes o partidos políticos capturen a estos jóvenes.

No podemos soslayar que López Obrador (que alguna vez tuvo ideas buenas, ahora parece más un desquiciado en busca de cuotas de poder para satisfacer metas personales), aún mantiene en su esfera a un alto porcentaje de la población juvenil, sobre todo la que tiene acceso a la educación.

2.— Tito Castillo tiene muchas cualidades que se complementan de manera total con su juventud, y quizás fue lo que más llamó mi atención. Sin duda me pareció la persona ideal dado que como él dice, puede significar un antes y un después en la nueva vida política de nuestra sociedad campechana. A título personal siempre me ha parecido un error y un abuso que los mismos políticos de siempre mantengan los hilos del poder y por tal razón siempre la llegada de alguien más joven, da aires de frescura y renovación, lo cual nos hace pensar que las cosas pueden ser diferentes.

La población en general siempre ha tenido la idea de que el PRI nunca cambió dado que mantuvo vivos políticamente hablando  a políticos viejos y rancios poseedores de costales de mañas del viejo régimen priísta (los llamados dinosaurios). No quiero esquivar mi enorme desencanto al saber que nuestro Presidente Peña Nieto, político muy joven, mantuviera cerca de él a personajes como Manlio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa, Jesús Murillo Karam, Miguel Ángel Osorio Chong, entre otros, políticos de la más vieja cepa priísta, que nada tienen que hacer en los nuevos tiempos del PRI.

Con Tito Castillo, al menos en la esfera estatal, se abre una gran ventana de oportunidad para las ideas frescas e innovadoras. Es una oportunidad para el derroche de energía, por supuesto convertida en buenas acciones sociales. Es la oportunidad para rescatar a esos jóvenes que a causa de los mismos anquilosados de siempre (dinosaurios y pejelagartos, que al parecer son lo mismo), han optado equívocamente por otras opciones políticas.

En resumen es mucho lo que puede aportar el nuevo presidente del PRI Estatal, y a pesar de su juventud tiene experiencia y talento, y sé que lo sabrá aprovechar de manera contundente para hacer un extraordinario trabajo político en los años que vienen para beneficio de nuestro Estado. Esta vez se presenta su oportunidad y estoy seguro que al menos la probabilidad (porque nada está escrito), del desencanto ciudadano, el desánimo social que siempre han provocado toda clase de políticos en nuestra sociedad, sea menor con él.

 

Facebook: Edgar Pérez de la Cruz.

Edgar Pérez de la Cruz

Noticia anterior

Remedios caseros no funcionan

Siguiente noticia

Concurrido festival de payasos en la Concha