Inicio»Opinión»Mal tiempo

Mal tiempo

0
Compartidos
Google+

Siempre ha sido así, he vivido en la costa de Campeche toda mi vida, a la orilla del río en Champotón, lo que se conocía por norte, ahora es onda fría con vientos del norte, con baja temperatura cuando pasa el viento.

Es una época sabrosa, de buen tiempo, porque la cocina se llena de olores: Pan de plátano, de elote, de nata, panetela, torrejas y buñuelos con miel de abeja, los siempre imitados y recordados panqueques de la abuelita María con miel de limón, chocolate caliente, atole de maicena,  arroz con leche, crema española con merengue, galletas de globitos, animalitos o de soda.

Todos acurrucados en la sala de la casa, antes leyendo, contando cuentos o jugando lotería, ahora viendo televisión o prendidos del Face, chateando con los amigos o averiguando los chismes del momento, nunca habíamos estado tan comunicados, ventajas de la tecnología.

Si todas las abuelas nos damos cuenta a tiempo, vamos a dejar muy buenos recuerdos en toda la familia a la hora de partir.

Cuando vienen a la vieja casona de visita los nietos, participan de estos momentos, se ponen al día de todo lo que viven, se cuentan historias, se recuerda el pasado, veo que lo disfrutan como lo hice yo cuando niña en la casa de mis padres, recuerdos que se graban  con olores, sabores  y este vientecito invernal que nos hace sentir el deseo de un abrazo de alguien que nos quiere.

“Nunca te olvidaré” es la frase de despedida, mientras me dicen adiós por la ventanilla trasera de su coche.

Cuando la oí por primera vez, me di cuenta que era yo la encargada de crear la historia, la que le van a contar a sus hijos y a sus nietos. Me afano por tejerles gorras, bufandas chanclas, hacerles sus postres preferidos, por dejar la imagen de amor que todos queremos tener de la abuelita.

Mi ruego es que todos entiendan mi mensaje.

Aracelly Castillo Negrín

Noticia anterior

Necesario sindicalismo moderno y renovado

Siguiente noticia

En abril, I Festival Cultural del Sureste

6 Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *