Inicio»Opinión»¿Enloqueció La Chata Escalante Canto?

¿Enloqueció La Chata Escalante Canto?

0
Compartidos
Google+

Como cantaría Wilfrido Vargas: “A ver, a ver, a mover la colita. Si no la mueves se  pone malita…” ¿Cómo es posible que el dinero del fondo de ahorro sindical haya sido aportado por los exsindicalizados de 2010 a marzo del 2015, pero se depositó en el Banco Obrero que quebró en 2003?

¿Estará la Chata Escalante loca, demente, senil, disparatada, desconectada, delirante, extraviada, divagante, poseída o abducida? ¿Acaso frisar las siete décadas y su amor por Silvino Antonio la tiene en los cuernos de la luna? No lo sabemos, pero si algo está claro es que ese argumento para no devolver el dinero a los exsindicalizados, no le servirá de nada en el caso de que estos la denuncien penalmente por presunto fraude y lo que resulte.

Por lo pronto, no estaría de más que Laura Lizbeth, su hija Suemy y hasta el vetusto Silvino Antonio, vayan pensando de dónde sacar el millón de pesos que les reclaman los exsindicalizados del STIRTT, y no sale sobrando la recomendación de que así como aquella depositó el ahorro que aún no recibía en el Banco Obrero quebrado, pues que ahora le pida un crédito puente a fondo perdido a esa misma banca.

Chance y el hechizo, magia, encantamiento, prestidigitación o lo que sea, vuelva a funcionar, y doña LEC reciba el dinero, aunque desde ahora hay que apuntar que ni eso garantizaría que quiera regresar lo que se clavó en claro e innegable perjuicio de quienes formaron parte de su sindicato, pero tuvieron el valor de rebelarse al pernicioso cacicazgo.

Noticia anterior

Ganar no garantiza buenos gobiernos

Siguiente noticia

Encuentran desvalijado auto Peugeot con reporte de robo