Inicio»Opinión»El Principito

El Principito

0
Compartidos
Google+

Con nitidez, recuerdo una tarde aburrida de verano, en la que me dedicaba solo a pelear con mis hermanos y pellizcar las donas que mi mamá preparaba para la cena; cansada de mi comportamiento, me dijo: ¡Rosa María, qué latosa estás! ¿Por qué no lees “El Principito” que te compré la semana pasada?

Le dije que era para niños bobos, que lo leyeran mis hermanos; me miró muy enojada y me mandó al cuarto a leerlo, y después hablaríamos.

El Principito, de Antoine de Saint Exupéry, lo escribió para que nunca perdamos lo más bello y lo más profundo que hay en cada ser humano: ser niños siempre, durante toda la vida.

Aquella noche leí el libro de principio a fin…

La semana pasada lo volví a leer en honor a mi madre, con los ojos arrasados en lágrimas, y también descubrí que había perdido la inocencia de los niños.

En su recuerdo, y a través del Principito, volví a abrazarlo en mi interior y tratar de reencontrar y amar mi infancia perdida, que me impide traer a mi vida lo más bello que enterramos y dejamos de gozar: a nuestro niño interior que castigamos en la vida.

Rosa María Lara Aguirre

Noticia anterior

Bebé es salvada de un incendio por su amigo fiel

Siguiente noticia

Portada