Inicio»Opinión»Sueldos y/o salarios

Sueldos y/o salarios

0
Compartidos
Google+

Fernando Almeyda Cobos

Uno de los más grandes problemas que tenemos en México es el relativo a los sueldos y/o salarios pagados con dinero público, sobre todo de los detentadores de posiciones obtenidas electoralmente como alcaldes, gobernadores, diputados y senadores, así como también de los miembros de organismos autónomos o descentralizados como el INE, la SCJN, el IFAI y la CNDH, principalmente, que se autorizan salarios similares o mayores a los del presidente de la República.

A ese respecto habría que señalar que, analizado de manera descendente:

  1. a) Los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que estaban en ese organismo antes de que se pusiera en vigor la ley de salarios máximos, en virtud de la cual ningún funcionario público debería percibir más que el presidente de la República, reciben salario mensual de 563 mil 416 pesos, en tanto que los que ingresaron después reciben 351 mil 301 pesos.
  2. b) Los comisionados de la Comisión Nacional de Derechos Humanos perciben 316 mil 302 pesos.
  3. c) El gobernador de Guanajuato, 207 mil 306 pesos.
  4. d) El gobernador de San Luis Potosí, 198 mil 654 pesos.
  5. e) Los comisionados del Instituto Federal de Acceso a la Información, 198 mil 090 pesos.
  6. f) El presidente de la República, 193 mil 478 pesos.
  7. g) Un diputado federal, 148 mil 775 pesos.
  8. h) El presidente municipal de El Carmen percibe 129 mil 991 pesos, e
  9. i) El alcalde de Campeche devenga 58 mil 947 pesos.

Entre algunas observaciones destacables puede verse que un ministro de la SCJN percibe casi tres veces lo que el presidente de la República, y que salario del presidente municipal de El Carmen es más del doble del que percibe el alcalde de Campeche. Asimismo, un(a) empleado (a) que percibe 600 pesos semanales, ganaría en 18 años lo que un ministro de la SCJN recibe en un mes.

Así de enorme es la brecha económica en México entre una persona que gana el salario mínimo y otra que percibe el salario máximo.

Por otra parte, si hacemos similitudes con otras naciones tendremos lo siguiente:

Conozco a un economista alemán que trabaja como consultor de una empresa minera de capital coreano percibiendo mensualmente nueve mil 500 euros, lo que en pesos mexicanos equivalen a aproximadamente 190 mil pesos, y que en su casa tiene a una señora que le hace la limpieza a nueve euros por hora.

Si esta dama trabajara ocho horas diarias, al día ganaría 72 euros y al mes —sin contar domingos— alrededor de mil 900 euros, equivalentes aproximadamente a 38 mil pesos. Es decir, cinco veces menos que su patrón. Una brecha bastante estrecha y por eso casi en ninguna casa tienen servicio doméstico a tiempo completo, y a los obreros calificados es un lujo contratarlos.

Por tales razones en vez de pretender que se aumente el salario mínimo  sosteniendo el aparato burocrático carísimo de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, lo que tal vez convenga es tasar cada hora de trabajo efectivo en cierto número de pesos mexicanos y así el nivel de cumplimiento laboral crecería. Actualmente se pierden miles de horas laborables por falta de efectividad y de cumplimiento de los trabajadores en general.

 

Noticia anterior

Vuelca en Montebello

Siguiente noticia

Disfrutan vacaciones más de 260 mil estudiantes