Tribuna Campeche

Diario Independiente

Turismo: Fortaleza campechana

En este esquema se inscribe el proyecto “Unamos México”...

En conferencia magistral, el secretario federal de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, en una de frecuentes visitas al Estado expresó ante alumnos de la Escuela de Turismo del Instituto Campechano, de la Universidad Mundo Maya, del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos, y del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios, el notable avance de nuestro país en los beneficios que otorga la llamada industria sin chimeneas.

Destacó el funcionario del Gobierno de la República, que México pasó del decimoquinto al octavo lugar en cuanto a los países más visitados en el mundo, añadiendo que en 2016 recibió a 35 millones de visitantes extranjeros, además de ocupar el sitio 14 en divisas ingresadas con cerca de 20 mil millones de dólares.

Campeche, que durante tantos años apostó su porvenir en las bondades financieras derivadas de altos precios de los hidrocarburos, por cierto hoy en retroceso, no puede permitirse el lujo de quedar al margen de esta nueva bonanza, principalmente porque posee elevado potencial turístico.

Campeche es arqueología e historia: tiene 16 zonas arqueológicas, con 4 estilos de arquitectura, y patrimonio mixto. Es también una entidad del medio ambiente, pues el 40 por ciento de su bello territorio es patrimonio ambiental.

A todo ello, hay que subrayar la exclusividad de su cocina, que constituye un exquisito privilegio para quien tiene la fortuna de probarla. Campeche se halla conformado por ciudades, pueblos coloniales y mágicos. Tiene haciendas, sitios arqueológicos mayas y subacuáticos, selvas, humedales, lagunas, esteros, ríos, cenotes y grutas.

En sus 57,924 km2 de extensión territorial se identifican 4 regiones fundamentales para el crecimiento y el turismo: la región de la costa, con la explotación pesquera, de sal, petróleo, copro y turismo; la región de la montaña, con madera preciosa, chicle, agricultura, apicultura, pecuarios y turismo; la región de la selva, con maderas, agricultura, apicultura, pecuarios y turismo; y la región de los ríos, con pesca, agricultura, caña de azúcar y turismo.

En este esquema se inscribe el proyecto “Unamos México”, con el cual el Gobierno campechano busca promover y posicionar al Estado como exitoso destino turístico, como quedó de manifiesto en los pasados periodos vacacionales, con logros considerados históricos en la entidad.

A lo que hay que añadir que Campeche empieza a consolidarse como punto de encuentro del turismo deportivo de alto nivel. Tan sólo en la presente anualidad, con la realización de estos eventos, se espera una derrama económica superior a los 100 millones de pesos, la presencia de 51 mil visitantes y 10 mil participantes.

Por sus edificaciones de arquitectura militar y barroca, viviendas con influencia andaluz y caribeña, por ser la única ciudad amurallada de México, por la calidez y hospitalidad de su gente, la Unesco le concedió el título de “Patrimonio Cultural de la Humanidad”, y Calakmul es reconocido como “Patrimonio Cultural y Natural”. El turismo es una fortaleza que contribuirá a que Campeche crezca en grande. Es irreversible.

Carlos Cruz Lavalle