Inicio»Opinión»Juventud: energía que transforma

Juventud: energía que transforma

0
Compartidos
Google+

“El joven no es un huésped… ni un extraño, ni un descabellado… es una nueva promesa, un nuevo amanecer… un nuevo hallazgo”, Zenaida Bacardí De Argamasilla.

La experiencia vivida hace unos días con la toma de protesta del enlace de la Red Jóvenes por México y la Fundación Colosio A.C., Filial Campeche, es la motivación de esta reflexión, entendiendo que “la experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede”.

Percibir la vibra transformadora de la juventud que busca amalgamar sus aspiraciones con la realidad, es hablar de una riqueza humana invaluable que se convierte en activo esencial e insustituible para el PRI.

El hecho en mención revela la voluntad de trabajar en equipo que al avocarse al diagnóstico del entorno y al diseño de propuestas, reafirma convicciones democráticas que responden a la expectativa de dar mayor relevancia a la expresión juvenil.

La juventud priísta de hoy visualiza el porvenir y trabaja para hacerlo realidad con la incorporación de nuevas generaciones, con ese ímpetu innovador que de manera responsable critica, pero también propone con planteamientos claros, lógicos y viables.

He aquí la clave para una organización política competitiva, sustentada en el trabajo en equipo que tiene como punto de partida la institucionalidad, cuya retroalimentación ideológica y capacitación política fortalece el entreveramiento generacional, que significa la unión de los ideales que han transformado a la nación.

La historia da cuenta de ello, a partir de 1929 con el PNR, cuando la unidad de la militancia adquirió la figura de patrimonio irrenunciable, en 1938 con el PRM  la fase de conquistas sociales a favor del pueblo y en 1946 con el PRI como factor de estabilidad, la etapa de institucionalizar los logros del tiempo precedente.

Es por este legado que hay que rechazar el inmovilismo, repudiar la autocomplacencia y condenar la indecisión, lo contrario significaría la pérdida de capacidad para cumplir con nuestras responsabilidades históricas.

Hoy vivimos tiempos intensos de lucha y de esfuerzo que nos hacen vislumbrar el devenir con optimismo y confianza, al contar con un gobernador joven que contagia su entusiasmo por alcanzar los estadios de bienestar que merece el Estado en consonancia con los tiempos que vivimos: Rafael Alejandro Moreno Cárdenas es el conductor del cambio que trasforma el rostro de Campeche, con el respaldo absoluto del presidente Enrique Peña Nieto.

Por el ejemplo que tenemos, en unidad y con lealtad hay que trabajar para convertir las inquietudes políticas juveniles, en eficaces instrumentos propulsores del cambio social.

En la política y en toda relación con ellos, nos toca —por cuestión de edad— no esperar a que los jóvenes nos entiendan, sino a nosotros comprenderlos.

[email protected]

Jorge Manuel Lazo Pech

Noticia anterior

Modernizado el Registro Público

Siguiente noticia

Lo ponen tras las rejas por pervertido