Inicio»Opinión»Viable que se “mochen” los partidos políticos

Viable que se “mochen” los partidos políticos

0
Compartidos
Google+

En respuesta al verdadero clamor popular, los líderes de los cuatro principales partidos políticos en México (PRI, PAN, Morena y PRD), coincidieron en respaldar la propuesta ciudadana de reducir parte de sus multimillonarias prerrogativas, para canalizarlas a las labores de reconstrucción de los daños causados por los terremotos en Chiapas, Oaxaca, Ciudad de México, Puebla, Morelos, Tlaxcala, Tabasco y alguna otra región del país afectada por catástrofes naturales.

Por la estridencia de las labores de rescate de las víctimas del sismo, las convocatorias a donar, el envío de víveres, rescatistas y medicamentos, etcétera,  la noticia de que los dirigentes partidistas escucharon al fin la voz de la ciudadanía y aceptaron poner al análisis de los consejeros electorales federales esa propuesta, no tuvo la resonancia debida.

Sin embargo, tanto Enrique Ochoa del PRI, como Alejandra Barrales del PRD y Ricardo Anaya, del PAN, avalaron la propuesta de despojarse de una parte de sus prerrogativas para coadyuvar a la reconstrucción del país.

Aunque inicialmente se quiso crear una innecesaria polémica sobre el tema (el INE llegó a decir que la propuesta es ilegal, y no pocos “analistas” lo tildaron, como populista), al final parece que ha imperado la cordura, el sentido común y la coincidencia pluripartidista, lo que, en estos momentos de crisis nacional, de tragedia, de escasez de motivos de festejo, es digno de destacarse.

Una medida que no sólo ayudará a paliar los daños causados por las catástrofes naturales, sino que también contribuirá a mitigar ese enojo social por el derroche multimillonario que en nuestro país se destina para el tema electoral: más de 25 mil millones de pesos de presupuesto de operatividad para el Instituto Nacional Electoral, que incluye los seis mil 788 millones de pesos que recibirán los partidos políticos, las agrupaciones políticas nacionales y los candidatos independientes.

Hay analistas que sostienen que los partidos podrían recibir en 2018 más de 11 mil 900 millones de pesos si a las prerrogativas que les dará el INE le sumamos los recursos que recibirán de los organismos públicos locales electorales (Oples) por las 30 elecciones concurrentes que habrá en el país, cifra que, en nuestra opinión, representa un gasto suntuoso, oneroso y hasta innecesario, si consideramos las condiciones en que se encuentra la mayor parte de la nación.

Algunos cálculos estiman que de aprobarse legalmente esta “aportación” de los partidos para la reconstrucción de los daños provocados por sismos y huracanes, estaríamos hablando de al menos mil 200 millones de pesos (si sólo consideramos los recursos que dará el INE), o de dos mil 200 millones de pesos, si le sumamos el dinero que aportarán las Oples. Una cifra respetable, digna, para apoyar a los miles, tal vez millones de damnificados que hay en el país.

Sobre este tema, el gobernador Rafael Alejandro Moreno Cárdenas posteó en su cuenta de Facebook el pasado miércoles que “ante los hechos que han conmocionado al país los días 7 y 19 de septiembre, los ciudadanos, en una justa petición han solicitado a los partidos políticos que donen parte de los recursos que les asignen y sean entregados para ayudar a los damnificados por los sismos en Chiapas, Oaxaca, Puebla, Morelos, Guerrero, el Estado de México y la Ciudad de México”.

“Como mexicano, como militante del PRI y como gobernador, respaldo la propuesta del presidente del partido Enrique Ochoa Reza, que se haga viable esta petición ante las autoridades del INE México y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público

La vida, el bienestar y el patrimonio de los mexicanos estará siempre por  encima de todo.  Ante todo, México.  Desde Campeche nuestra solidaridad con todos los mexicanos”.

Por lo pronto, el tema está en análisis y lo más probable es que proceda, por lo que esperemos que los consejeros electorales federales abandonen esa actitud de exagerada ortodoxia, de actuar más papistas que el papa, y que al final se dejen guiar por el sentido común y piensen en aquellos compatriotas que de verdad la están pasando muy mal.

Noticia anterior

Pringa la cloaca a Ongay; rentó su hotel a la Comuna

Siguiente noticia

Arrollan a tres estudiantes