Inicio»Opinión»Humo blanco en el tricolor…

Humo blanco en el tricolor…

0
Compartidos
Google+

Ayer debió concluir la primera etapa de la serie de “pronunciamientos” —antes se les conocía como “destapes”— a favor de los precandidatos del Partido Revolucionario Institucional para alcaldías, diputaciones y juntas municipales que les reservaron en las negociaciones de la coalición que conforma con los partidos Verde y Nueva Alianza.

Los priístas mostraron el músculo en los registros de Claudio Cetina Gómez en Campeche, Oscar Rosas González en El Carmen, Roque Sánchez Golib en Calkiní, Daniel León Cruz en Champotón y Sandy Baas Cahuich en Hopelchén.

El complemento de esta primera etapa de registros debió concluir ayer con las inscripciones de Luis Mora Hernández en Calakmul, Laura Luna García en Escárcega, Guadalupe Pérez Ic en Hecelchakán, Maritza Díaz Domínguez en Palizada, Marina García Méndez en Candelaria y Alfa Poot Moo en Tenabo.

El PRI y sus aliados se ajustaron estrictamente a la regla 6-11 que les impuso el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Campeche, o para ser más precisos, cumplieron con el capricho de la  consejera presidenta, Mayra Fabiola Bojórquez González, para que de las 11 alcaldías, en seis municipios se postulara a una mujer. ¿Por qué no se aprobó una regla a la inversa? Muy sencillo, porque quienes tienen el control en ese instituto son mujeres, y sólo sus chicharrones truenan.

Pero bueno, el PRI respaldó ese acuerdo y se ajustó a sus términos, de manera que habrá seis candidatas a alcaldesas en Escárcega, Palizada, Candelaria, Tenabo, Hecelchakán y Hopelchén, de las cuales, tres se ajustan al criterio de cuota para la juventud, pues son menores de 30 años, por lo que el PRI también se ajustó a sus propios estatutos de dar mayor participación a los jóvenes, quienes serán representados en Palizada por Maritza Díaz, en Hopelchén Sandy Baas y en Candelaria Marina García.

Si estas candidatas llegasen a triunfar el próximo primero de julio, el Estado de Campeche podría tener la mayor cantidad de mujeres alcaldesas en toda su historia, con lo que sin duda seríamos un ejemplo a seguir a nivel nacional.

Pero usted sabe, amable lector, que el votante no sabe de reparto de cuotas, de equidad de género, ni de tajadas del pastel. Así que esas valiosas priístas tendrán que hacer campaña de convencimiento al ciudadano para que le den su confianza y voto.

Habrá que advertir que en todos los casos estas seis destacadas representantes del sector femenil del PRI se enfrentarán a adversarios de peso y de mucho colmillo, por lo que deberán trabajar el doble si quieren ganar.

Y no es que los varones lleven ventaja. Para nada. En Campeche, El Carmen, Calkiní y Champotón también se esperan campañas aguerridas, muy reñidas y exageradamente competitivas por lo que tanto Claudio como Oscar, Roque y Daniel tendrán que echar toda la carne al asador si quieren salir con los brazos en alto.

Llaman la atención algunos municipios donde hubo rupturas en varios partidos. Por ejemplo, en El Carmen no sólo algunos priístas abandonaron el barco, sino también destacados panistas como Jorge Rosiñol Abreu y su grupo, se incorporaron al PES más por el deseo de una candidatura que por convicciones ideológicas.

En Tenabo se salieron algunos militantes para respaldar al “Pinto” y en Calkiní hay mucha molestia por la forma como se entregó la candidatura a diputado al “Chapulín” Oscar Dzul, quien pasó de ser diputado local pluri a una regiduría pluri, y ahora buscará otra vez la diputación por mayoría. Las veces que ha competido en una elección ha sido derrotado. ¿Se pondrá su tercera estrellita?

Pese a todo, aún hay tiempo para enmendar las cosas y para que en campaña se asuman compromisos y se cosechen votos de convicción. Esto apenas empieza, y claro que se pondrá bueno.

Noticia anterior

Inauguran parador fotográfico

Siguiente noticia

Impulsan en Yucatán uso medicinal de la mariguana