Inicio»Opinión»Fin de sexenio, mitad del camino

Fin de sexenio, mitad del camino

0
Compartidos
Google+

Año intenso es 2018. Termina el sexenio del presidente Peña que logró devolver al PRI a los Pinos. Se cumple la primera mitad del mandato del gobernador Moreno Cárdenas. La elección presidencial de julio definirá al nuevo inquilino de Palacio Nacional.

El final de un sexenio que empata con la administración estatal que va a la mitad del camino. El balance es positivo para Campeche. En los últimos tres años ha recibido apoyos como nunca antes. Ello ha permito proyectar y llevar a cabo importantes obras a corto, mediano y largo plazo que sustentan su desarrollo y modernización.

Campeche es una entidad que no podía seguir rezagada mientras otros estados caminan de prisa. Lo anterior, obligaba a tomar acciones que nos colocaran al tú por tú con el nivel de crecimiento de entidades hermanas.

El recurso era fundamental para concretar esta visión de gobierno. Aquí le explico que, por su ubicación y población, nos decían, que la entidad no cumplía con los criterios para recibir recursos adicionales a lo presupuestado en el anual Presupuesto de Egresos de la Federación. Nos conformábamos.

Pero el gobernador AMC demostró que, cuando se quiere, es posible conseguir mejores resultados. Su carrera legislativa, en ambas cámaras del Congreso de la Unión, le brindó herramientas para saber cómo hacerle para conseguir recursos extraordinarios a lo pactado en el presupuesto. Recursos y programas adicionales para invertir en el desarrollo del Estado.

Le pongo un ejemplo de esa capacidad de gestión. Hace algunos años se habló de construir refinerías en el país. Una tímida petición de traer a Campeche una de ellas fue llamarada de petate. Nada ocurrió. Ahora, hace dos años exactamente, escuchamos sobre la creación de una figura institucional para el desarrollo económico denominadas Zonas Económicas Especiales. Entonces, sin timidez y con la fortaleza política del gobernador, se solicitó al presidente Peña contemplara la inclusión de Campeche en una ZEE.

La respuesta común sería que ya los estudios estaban concluidos y las decisiones tomadas. En pocas palabras se explica la resolución: El presidente de la República tomó cartas en ese asunto, y decidió crear una Zona Económica Especial para Campeche y algunos estados del sur. Ese es el estilo y forma de gobernar de Moreno Cárdenas: alcanzar resultados.

En los últimos tres años, la entidad ha recibido apoyos extraordinarios que han permitido instaurar programas que benefician a miles de campechanos. Mediante concertación en las visitas de funcionarios federales a la entidad, y en entrevistas en oficinas centrales, se han gestionado y concretado decenas de programas que ahora, a través de las delegaciones federales, fluyen para apoyar la economía de las familias de Campeche.

La federación ha escuchado y apoyado las demandas de la entidad. Las obras terminadas, por ejemplo, en el sector educativo y las que están en proceso de ejecución para modernizar el rostro de la entidad, son la prueba palpable del intenso ritmo de trabajo en casi la mitad del sexenio. Fruto del trabajo fino de Moreno Cárdenas que lo ubica como el gobernador que más recursos extras ha llevado a su entidad, en la segunda mitad del sexenio del presidente Peña.

El reto es mantener el paso y la capacidad de gestión. Seguir haciendo bien las cosas para que a Campeche le siga yendo bien cuando haya nuevo presidente de la república. Hoy, Campeche es una entidad en pleno crecimiento que piensa en grande y tiene un bien ganado espacio en la República. Porque como dice el gobernador: “bien lo vale Campeche”.

Bertha Paredes Medina

 

Noticia anterior

Molestia por alza a tarifa de autopista

Siguiente noticia

Intensifica Policía Estatal vigilancia en zona limítrofe