Inicio»Opinión»“HORIZONTES” POR TERE MORA GUILLÉN

“HORIZONTES” POR TERE MORA GUILLÉN

0
Compartidos
Google+

Lo que nos faltaba, es repugnante la pretensión del presidente López Obrador, de cobrar cuota a periodistas y con ello ponga precio a la libertad de expresión.

 Tal parece que AMLO ignora que hay muchos periodistas que laboran sin cobrar un peso, tan solo por amor al oficio en estos tiempos. Y de qué manera el presidente comprobará quiénes reciben dinero por criticarlo.

 ¿Porqué no reflexiona el presidente que si tuviera aciertos, esos que ahora le critican, destacarían lo bueno de su gestión?

 Parece el presidente no saber que el oficio periodístico fortalece la democracia en un país como el nuestro. Que es necesario mantener informada a la sociedad sobre aciertos y desvaríos que tiene la administración pública. Que la población tiene derecho a estar informada de manera objetiva sobre el acontecer nacional para formar criterio.

 Que el periodista con la inseguridad que se acentúa cada día más en nuestro México, sale de manera cotidiana a rifársela literalmente, para cubrir un evento.

 Tal parece que el presidente está mal y de malas, por la peor crisis de la que tenga memoria cualquier mexicano. Una pregunta del Infonavit planteada en la mañanera, hizo que despotricará contra sus críticos, y le pusiera precio a la libertad de expresión.

 “Váyanse preparando”, advirtió a algunos columnistas que afirma, cobran por atacarlo: “Estoy buscando la manera de que cooperen. El atacarme es una empresa lucrativa. ¿Cuánto les dan por atacarme?

 “Ganan por eso. Entonces deberían cooperar en algo. Que sigan atacando, pero que den lo que les pagan, porque es prensa vendida o alquilada, que ayuden a algo”.

 Y López Obrador prosiguió: “Si son ya no un millón, pero 500 mil (pesos), que aporten 50 mil para una causa justa. Ya con eso mantienen su licencia para seguirme atacando…”.

 Desde luego López Obrador no mencionó quién cobra ni quién paga. Únicamente el presidente realiza señalamientos para intimidar, controlar, acallar la crítica.

Asimismo el presidente hizo refirió a la polémica que se armó en redes sociales en la que se vio envuelta su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, y a los comentarios, fuera de lugar, de Chumel Torres sobre su hijo. “¡Es conmigo, no con mi familia! Yo soy el que conduce la transformación no mi esposa ni mi hijo”.

López Obrador no solo amenaza a sus críticos. Está visto que gobierna con arbitrariedad e insolencia al interior de su propio equipo de gobierno.

Raúl Trejo Delabre, especialista en medios de comunicación, considera que el periodismo se debilita al no encontrar en el Estado los interlocutores que requiere, se erosiona la presencia pública del periodismo, que nunca ha sido muy intensa ni muy respetable en México, hay que reconocerlo, pero hay una erosión mayor con estas descalificaciones del poder político. “Los periodistas, la prensa tiene una función fundamental en la democracia están llamados a ser no fiscales, sino observadores enterados, y cuando se puede críticos del poder”. 

[email protected]

Noticia anterior

Muere chofer tras golpiza por negar servicio a pasajeros sin tapabocas

Siguiente noticia

Avanzado el proceso de inscripción en nivel básico