Inicio»Opinión»“Horizontes” por Tere Mora Guillén

“Horizontes” por Tere Mora Guillén

0
Compartidos
Google+

Es una pena que en México se registra desdén a la propagación del Covid-19. Vemos que cientos de personas concurren a diario al Centro Histórico de la capital, para hacer compras, o simplemente pasear, sin respetar medidas sanitarias como la sana distancia, o el uso de cubrebocas.

Las autoridades locales informaron que a partir de éste miércoles se aplicarán diez mil pruebas gratuitas diarias, con el fin de detectar el virus, para ello se instalarán 26 macrokioscos de salud.

Y es que en el país el registro de decesos llegó ayer a 98 mil 542, está visto que el Covid se riega como pólvora, y que muchos mexicanos no lo toman en serio, por lo que optan por seguir su vida normal, sin protegerse y lo que es peor sin pensar en su familia y menos aún en cuidar al prójimo.

Éste año ha sido complicado a nivel mundial, debido al encierro y a que el dinero no alcanza, en particular hay un grado extremo de pobreza en México, muchos viven al día, y tampoco se tiene la cultura del ahorro, por lo que el permanecer en semáforo naranja, nos hace pensar que podría haber otro cierre de actividades y servicios, que sería catastrófico para cerrar el año.

Incluso la iglesia católica ha urgido a tener responsabilidad ante el alza de contagios, reprocha el exceso de confianza, y el relajamiento de medidas de prevención.

En cuanto a contagios por Covid, México ya ocupa el lugar 11 a nivel mundial y el quinto en América; también roza los cien mil decesos.

Mientras tanto siguen las ofertas por el Buen Fin, y los negocios amplían descuentos hasta el próximo 20 de noviembre, con el objetivo de reactivar la economía.

Sin embargo la pandemia y los días de aislamiento, han implicado descuentos en el salario de los trabajadores, reducción de jornadas laborales por menor pago, y despidos, argumentando la parálisis del mercado en todos los sentidos: desabasto, escasez, elevación de precios, reducción de ventas y compras.

De tal forma habrá una muy triste navidad. Éste 2020 ha dejado muchos corazones rotos por el dolor de perder a uno o más seres queridos por la pandemia, los sepelios son para muy pocas personas cuando el familiar falleció por otra causa que no fuera Covid. Por ello quienes viven un duelo no pueden recibir físicamente las condolencias, en muchos casos las muestras de afecto se dan vía internet.

En el peor de los casos, de regresar a semáforo rojo, muchos habrá que mueran si no de Covid de hambre, porque como digo la pobreza se impone, y si se incrementará la delincuencia, que ya de por si es muy alta.

Los mexicanos habremos de comenzar el 2021 como terminamos el presente año. Sin embargo habrá que redoblar esfuerzos y levantar el ánimo, tratando de vivir el presente, ante la incertidumbre de en cuánto tiempo habrá una vacuna, y si la distribución será suficiente para dar cobertura a toda la población.

Noticia anterior

Entra agua de campería a casas de la Esperanza

Siguiente noticia

Bebé enferma por coronavirus y queda marcada de por vida