Inicio»Opinión»En concreto

En concreto

0
Compartidos
Google+

Jorge Gustavo Sansores Jarero

Expectativas

Toda administración entrante genera grandes expectativas, mientras que las salientes son vapuleadas por los compromisos que pudieran dejar a medias o no haber cumplido. Sucede incluso aunque el cambio de gobierno sea con el mismo partido político, por lo que no es de extrañar que acontezca ahora que entra Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en lugar del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al Gobierno del Estado.

Las expectativas, altas o bajas, mayormente las generan quienes tomarán las riendas del poder y a su gabinete. Se debe a los compromisos ofrecidos, a la gente cercana y a los amigos que a veces ofrecen sin saber si podrán cumplir.

En el caso actual, ahora que Layda Elena Sansores San Román es gobernadora, hay altas expectativas pero también hay escepticismo. La esperanza de un cambio en la entidad, su temple luchador y el saber que es muy cercana al presidente Andrés Manuel López Obrador, hace pensar que Campeche tendrá mejores oportunidades.

Por otro lado, los escépticos consideran que habrá retroceso. Hablan de que imponer la 4T en la entidad es como regresar al pasado. Les enoja que haya menos dependencias o que estas se fusionen, pero no preguntan cuáles serán los beneficios que habrá, o aun mejor, no analizan si las que aún están sirven tanto como se esperaba. Entonces, también hubo altas expectativas que cayeron al final de la pasada administración.

En todo caso hay que reconocer lo bueno y trabajar en las necesidades que aún faltan. La pasada administración estatal logró avances en materia de infraestructura, políticas públicas y económicas sanas. En plena pandemia estuvo en los primeros lugares de empleo a nivel nacional, hubo cercanía con el Gobierno Federal y mantuvimos el estatus de Estado más seguro del país, mientras que la delincuencia organizada creció en otras entidades.

Ahora inicia un nuevo camino y hay que esperar a que se cimente. No esperemos que las cosas cambien de la noche a la mañana, como tampoco lo hicimos al inicio del sexenio pasado. Lo que sí debemos hacer es tener confianza, y en caso de ver que las cosas no son como anunciaron o se esperaban, entonces exigir el cumplimiento de los compromisos.

Que las buenas obras del pasado continúen y se adhieran a las nuevas, porque es la única forma de seguir adelante. Es necesario que la nueva administración de Sansores San Román se enfoque en señalar y enmendar los errores del pasado, pero es más importante que fijen buen rumbo para hacer las cosas diferentes.

El pueblo campechano decidió por mayoría el pasado 6 de junio, hoy se escribe un nuevo capítulo en la historia de la entidad, pero no se termina en los primeros días, sino hay que dejar que poco a poco se vayan consumando las acciones.

Las altas expectativas que tenemos hoy muchos ciudadanos seguramente se convertirán en realidad, como muchas de las que tuvimos con otras administraciones y que hoy vemos a diario. Ya tenemos gobernadora, ya se acabaron los rumores, ahora es tiempo de unirnos para trabajar por el bien común que se llama Campeche.

Noticia anterior

Participarán 40 empresarios locales en tianguis turístico

Siguiente noticia

Proyecta Infonavit la construcción de viviendas económicas