Inicio»Opinión»En concreto

En concreto

0
Compartidos
Google+

Jorge Gustavo Sansores Jarero

Impotencia y terror

Como historia de terror podría clasificar lo acontecido el pasado lunes 20 de septiembre por la tarde, cuando la Fiscalía General del Estado (FGE) reportó el hallazgo de tres cadáveres de mujeres en estado de descomposición, en fosa de salón de fiestas ubicado en Chiná.

Conforme avanzaron las horas y bien entrada la noche, las primeras investigaciones de la FGE arrojaron que se trataba de una madre y sus dos hijas menores de edad, reportadas como desaparecidas apenas unos días antes.

También la Fiscalía a cargo de Renato Sales Heredia dio a conocer más tarde la detención de dos sujetos presuntamente relacionados con el hallazgo macabro, y hasta el martes —día siguiente de encontrar los cuerpos— por fin aceptaron que se trató de feminicidio.

Campeche, un Estado tranquilo en donde todos nos conocemos vibró de tristeza, de conmoción, de impotencia. ¿Cómo era posible tal acto que sólo vemos en las películas o series de televisión? ¿Se pudo evitar? ¿Hubo mal manejo para la búsqueda de esas tres mujeres a quienes hoy lloran sus familiares, amigos, conocidos y hasta desconocidos?

El lamentable y macabro suceso ocurrió apenas unos días después de que Sales Heredia rindiera protesta como fiscal general del Estado, lo que podría tomarse como su “bienvenida” pero no como su prueba de fuego, pues Renato Sales tiene experiencia en ese tipo de casos.

No olvidemos que cuando estuvo al frente de la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) —en el sexenio de Fernando Eutimio Ortega Bernés—, Sales Heredia tuvo a su cargo la investigación de al menos tres casos similares: los asesinatos del joven Samuel McGregor Cervantes y de los empresarios Jesús Francisco Uribe Ovando y Margarita Sosa Rivera, éste último aún sin esclarecerse.

Lo ocurrido en nuestra ciudad genera miedo, pánico, pero sobre todo tristeza. Ver las imágenes de los familiares llorando sobre las tumbas es devastador. Pero lo es más al saber que eran una madre y sus dos hijas menores. Enoja que habían sido reportadas como desaparecidas y al parecer la búsqueda fue muy escueta, hasta el hallazgo de los cuerpos.

Tal vez habrá que poner más empeño en las investigaciones de las desapariciones, quizá hay que estar más atentos en casa a las señales que las parejas sentimentales dan y que no son advertidas, pero sobre todo hay que evitar que esto se repita.

Es triste, es terrorífico y más en nuestra entidad en la que no pasa nada. Bueno, al parecer sí sucede pero no nos enterábamos, pues todo indica que el anterior fiscal, Juan Manuel Herrera Campos, no dio a conocer varios homicidios dolosos ocurridos en Campeche.

En fin, que el castigo para los asesinos de las tres mujeres sea duro, severo, ejemplar, de lo contrario seguiremos desconfiando de las autoridades… y éstas a su vez seguirán actuando como siempre lo han hecho, sin muchas preocupaciones.

Noticia anterior

Ofrece Rabelo trabajar con todos

Siguiente noticia

Abandona alcaldesa Uc Canul la recoja de basura