Inicio»App»Cadalso

Cadalso

0
Compartidos
Google+

Rafael González Morales

LA PROTESTA COMO OPCIÓN

La semana que hoy termina nos dejó muestras de que la manera de gobernar, del servicio público pues, ha cambiado poco, y también que el hartazgo ciudadano empieza a traducirse en protesta, para exigir el cumplimiento de promesas de campaña y atención en otros rubros.

Desde luego este método de presión no debería ser lo ideal para que el gobernante en turno recuerde las carencias y necesidades que juró solventar, pero la situación se le empieza a salir de control por su ineficiencia.

Una primera manifestación ocurrió en Palizada, donde Angelita Cámara Damas prometió que como alcaldesa liquidaría o reinstalaría a los 42 trabajadores despedidos en el trienio anterior. No cumplió, optó por no dar la cara, y le salió caro.

Molestos, cansados de tantas vueltas y decididos a todo, los engañados extrabajadores tomaron el sábado 28 de mayo el Palacio Municipal, luego retuvieron al secretario de la Comuna, Manuel Jesús Herrera Ferráez, y a los regidores Leny Palizada Abreu Barroso y Javier Peralta Albarrán. No nos iremos hasta que haya solución a nuestra situación, sentenciaron.

Tuvieron que transcurrir seis días para que Angelita Cámara les diera de nuevo la cara. Esta vez no sólo fueron promesas al aire, sino se vio obligada a firmar acuerdo para checar expedientes y realizar convenios. Qué necesidad.

Quien también ya recibió los primeros avisos es la presidenta municipal de Seybaplaya, Cinthya Gelitzi Velázquez Rivera, debido a que en campaña juró reinstalar a extrabajadores. La protesta del jueves hora y media, y no dio la cara a los manifestantes porque, aseguró el secretario de la Comuna, Alberto Talango, estaba en la firma de un convenio.

Los inconformes anunciaron que regresarán hasta encararla para exigirle que cumpla su palabra. Está advertida de lo que ocurrirá si persiste en su postura de no atenderlos de manera personal.

¿Por qué será que en los meses que lleva al frente del Municipio no ha podido hacer un espacio en su agenda para zanjar este asunto?, ¿por qué Alberto Talango no tomó nota para recordarle a su jefa esta promesa de campaña, y evitarle así otra protesta?, y ¿cuándo piensa dar la cara Cinthya Gelitzi?

Fuera del espectro político surgieron dos protestas más. Por un lado, los normalistas de Hecelchakán, y por otro de familiares de un chenero que murió atropellado en la comunidad de Cancabchén.

Además de bloquear la carretera Mérida-Campeche y cerrar con candado la reja de la Normal Rural “Justo Sierra Méndez”, una comitiva de estudiantes viajó a la capital del Estado para instalarse frente al Palacio de Gobierno, el cual grafitearon, y exigir atención a sus demandas de mejorar las instalaciones, entrega de materiales y la destitución del director Obet May Bautista, quien pretende desaparecer la modalidad de internado.

Hasta el jueves, ninguna autoridad les había dado respuesta, mientas los alumnos de octavo semestre tenían problemas para obtener documentación. No se veía luz al final del túnel. ¿Serán necesarios más bloqueos carreteros?

Por si fuera poco, familiares de J.A.P.K., se plantaron en las instalaciones de la Agencia del Ministerio Público de Hopelchén, y denunciaron tortuguismo de la Fiscalía General del Estado para detener al responsable, a quien amenazaron con linchar si lo ven en la calle, del accidente mortal. Ya hay antecedente de toma de carretera y destrozos en Palacio Municipal.

Es imperativo que las autoridades atiendan lo más pronto posible estas inconformidades, de lo contrario, los ánimos podrían desbordarse y dar lugar a enfrentamientos que a nada bueno conducirán.

Noticia anterior

En concreto

Siguiente noticia

Libertad de expresión