Inicio»App»En concreto

En concreto

0
Compartidos
Google+

Jorge Gustavo Sansores Jarero

TIEMPO PERDIDO

Para algunos amantes de la 4T, los audios del presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno Cárdenas, presentados por la gobernadora Layda Elena Sansores San Román en su show de los martes, serían la tumba política del exgobernador. Sin embargo, todo indica lo contrario.

Y mientras que la mandataria estatal se desgasta con la presentación de grabaciones para enfrentarse a Moreno Cárdenas, con lo que pretende desacreditarlo, en la entidad y a nivel nacional a Layda Sansores se le abren varios frentes de batalla, cada día más graves, que con el tiempo no podrá controlar.

El más importante, considero, se trata del enfrentamiento que la gobernadora Sansores San Román inició —indirectamente— en contra del fiscal general de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, al acusar abiertamente en su pasado “Martes del Jaguar”, que la FGR paga a los medios de comunicación nacionales para atacarla, esto después de que el periodista Ciro Gómez Leyva entrevistara al fiscal especializado en Control Regional, Germán Castillo Banuet, acerca de las investigaciones en su contra por los audios de Moreno Cárdenas que ella ha presentado cada semana.

Layda Sansores arremetió contra el fiscal especializado y contra la misma FGR, lo que salpica a su titular, pero olvida que hace apenas unas semanas el presidente Andrés Manuel López Obrador defendió a capa y espada a Gertz Manero, del que dijo que es hombre cabal, de toda su confianza, y a quien le refrendó su respaldo ante diversas acusaciones en su contra.

Enfrentarse a la Fiscalía y por ende a Alejandro Gertz, acusarlo de orquestar ataques en su contra y de pagarle a los medios de comunicación para ejecutarlos, es tanto como contradecir al Presidente y darle una cachetada, pues para Sansores San Román el fiscal general de la República no vale lo que el Mandatario Federal considera, y eso es grave, pues ya hemos visto el proceder del Mandatario cuando alguien se atreve a contradecirlo.

Otro problema que ya enfrenta la gobernadora, es la denuncia interpuesta por la diputada local de Ciudad de México, Tania Nanette Larios Pérez, en contra del que aparece en la nómina como titular de la Unidad de Comunicación Social (UCS), Walther David Patrón Bacab, quien recibió jugosos contratos de la alcaldía Álvaro Obregón, cuando Sansores San Román era alcaldesa.

Por si fuera poco, el también socio del sobrino de la gobernadora ya aceptó que “sólo recibió tres millones de pesos”, lo que servirá de mucho para las investigaciones correspondientes, pues prácticamente se puso la soga al cuello y de paso se lleva entre las patas a la exalcaldesa y a su familiar.

Ahora las denuncias de Larios Pérez fueron ante la FGR, y no dudaría que Gertz Manero ordene que la Fiscalía Especializada en esos delitos investigue a fondo, al fin y al cabo, que la mandataria campechana ya se lo echó al bolsillo como enemigo.

Otro frente, ahora en lo local, es la creciente e innegable inseguridad en el Estado. Fueron 15 homicidios dolosos durante el mes de mayo, de los cuales hubo un feminicidio y 12 ejecuciones por presuntos ajustes de cuentas, o por pelea de plazas entre dos grupos delictivos, según aceptó la secretaria de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC), Marcela Muñoz Martínez.

Pero no aclaró la titular de la SPSC qué estrategias tomará la dependencia a su cargo para enfrentar a los grupos delictivos, si hay trabajo conjunto con otras dependencias, si los campechanos debemos preocuparnos más, o de plano dejará que ambos bandos se enfrenten hasta acabarse entre ellos mismos, como sucede en otras entidades.

En otro problema legal contra miembros del gabinete sansorista, el fiscal general del Estado, Renato Sales Heredia, ya tiene una denuncia presentada por el líder nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, por presunto robo de equipos de espionaje. Y aunque ya aclaró Sales Heredia que son artefactos de geolocalización satelital, y no para intervenciones telefónicas, nuevamente entra en juego la FGR a cargo de Alejandro Gertz, señalado, insisto, indirectamente por la mandataria estatal, de presunto mecenas de periodistas. ¿Qué procederá?

El siguiente de tantos problemas que debería de resolver la gobernadora, antes de generar más enfrentamientos, es la exigencia de los estudiantes de la Escuela Normal Rural “Justo Sierra Méndez”, en Hecelchakán, para que la mandataria y/o el secretario de Educación, Raúl Aarón Pozos Lanz, atiendan personalmente sus demandas por supuestos malos manejos en la aplicación de exámenes de admisión.

Ni la mandataria ni el secretario tuvieron el valor de encarar a los estudiantes. Incluso las oficinas de la Secretaría de Educación (Seduc) cerraron el día de la manifestación, con el pretexto de posibles afectaciones por las lluvias torrenciales que dejó en la entidad el huracán “Agatha” a su paso por el Pacífico mexicano, del otro lado del territorio nacional.

Ante la negativa de atenderlos, los normalistas llegaron a la ciudad capital, en concreto al Palacio de Gobierno, y como ninguno de los invitados al diálogo apareció, realizaron pintas en los ventanales y escaleras del inmueble, que fueron justificadas por una diputada que hace unos meses hizo lo mismo en la sede estatal del PRI. “Están en su derecho, no lo veo mal”, justificó, aunque en las oficinas del cuarto piso hubo enojos por la manifestación de los estudiantes.

¿Otro frente? Los productores del campo campechano también quieren respuestas de la gobernadora, pues el secretario de Desarrollo Agropecuario (SDA), el expriísta Ramón Ochoa Peña, no les entrega fertilizantes ni les brinda los apoyos ofrecidos por Sansores San Román durante su campaña, y el campo atraviesa muchos problemas que los campesinos no pueden resolver.

Y ante los yerros del Gobierno del Estado, quienes han aprovechado muy bien son las autoridades municipales. La alcaldesa Biby Karen Rabelo de la Torre entregó fertilizantes en las comunidades del Municipio, inauguró el Centro de Atención Municipal (CAM) en el área Ah Kim Pech, y continúa sus labores sin hacer caso a los señalamientos en su contra vertidos desde el Palacio de Gobierno.

¿Y Alito? Fue ratificado como presidente de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), además que los partidos de oposición le han refrendado su respaldo por los ataques desde los gobiernos de Campeche y Federal, y eso lo apuntala de alguna u otra forma para los proyectos que tiene en puerta la Coalición Va por México.

Demasiados problemas para la gobernadora Layda Elena Sansores San Román en apenas ocho meses y medio de rendir protesta, y no se ve que haya oficio político, diálogo, acercamiento, aceptación de errores y mucho menos capacidad para dirimir los problemas que aquejan al Estado, sólo hay enojo y frustración por no escuchar y leer lo que quisiera. A este paso ¿usted ve futuro para Campeche?

Noticia anterior

Educación, a la deriva por falta de evaluaciones

Siguiente noticia

Cadalso