Inicio»App»En concreto

En concreto

0
Compartidos
Google+

Jorge Gustavo Sansores Jarero

Mismo show, nueva invitación

Para que exista un enfrentamiento o pelea se necesitan dos contendientes, uno de cada bando, y es muy tonto aquel que se abre un nuevo frente sin tener segura la primera victoria. Hasta hace un par de semanas, la contienda política local —si así se le puede llamar— era entre la gobernadora Layda Elena Sansores San Román y el presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno Cárdenas, pero de último minuto la línea de ataque cambió.

Que supuestamente hubo “razonamiento” por las investigaciones en contra de Moreno Cárdenas, y por ello es mejor dejar de molestarlo, incluso mencionarlo hasta que sea estrictamente necesario, es lo que vertió la mandataria estatal a través de sus redes sociales. Esta vez Sansores San Román hizo caso a la supuesta recomendación de su asesor jurídico, Juan Pedro Alcudia Vázquez, que debe sentirse halagado por tal acción, tomando en cuenta que no a todos escucha.

Dejar de presentar los audios de Alito Moreno en las trasmisiones de los martes de la gobernadora, parecía tener tinte político y no jurídico, pues recordemos que el líder nacional del PRI y diputado federal votó a favor de que la Guardia Nacional pase a manos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), y que las Fuerzas Armadas mantengan su presencia en las calles hasta el 2028, lo que para muchos analistas fue una moneda de cambio para dejar a un lado los ataques en su contra.

Tales afirmaciones o teorías son válidas, sin embargo no están comprobadas. Quizá hay otros temas de fondo, y basta recordar un poco para tener otra perspectiva en torno a lo que para algunos es la “traición” de Moreno Cárdenas al tricolor o bien, la supuesta entrega del PRI a Movimiento Regeneración Nacional.

A finales del 2006, cuando Felipe Calderón Hinojosa recién había rendido protesta como Presidente de la República, una de sus primeras iniciativas fue enviar elementos de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina a realizar labores de combate urbano en contra del crimen organizado.

Tanto el Partido Acción Nacional (PAN), donde militaba Calderón Hinojosa hasta el 2018, como sus aliados PRI y Partido Verde Ecologista de México (PVEM) avalaron la iniciativa presidencial. Y cuando Enrique Peña Nieto la retomó y replicó en el 2012, los mismos partidos políticos la aprobaron, y en ambos casos Alejandro Moreno era legislador federal y dio su voto a favor.

Ahora que una diputada federal priísta propuso que las Fuerzas Armadas continúen en labores de seguridad pública hasta el 2028, pegado a la iniciativa presidencial de que la Guardia Nacional pase a la Sedena, por lógica Moreno Cárdenas tenía que repetir su voto, de lo contrario autodescalificaría sus primeras dos votaciones.

Durante los gobiernos de Calderón Hinojosa y Peña Nieto, tanto Morena como el Partido del Trabajo (PT) estaban en contra de la militarización, pero ahora avalan la propuesta porque el presidente Andrés Manuel López Obrador fue quien envió la iniciativa. De pronto cambiaron de parecer ambos partidos y sus militantes distinguidos, al igual que en Campeche cesaron los ataques en contra del líder nacional del PRI.

Pero como la transmisión que realiza la mandataria estatal —los martes— necesita contenido, ahora la ballesta fue lanzada hacia el Ayuntamiento de Campeche, en concreto contra la alcaldesa Biby Karen Rabelo de la Torre, quien un par de horas antes de la embestida, conminó a la gobernadora a trabajar y dejar a un lado sus diferencias, cosa que de nada sirvió.

Entre los temas expuestos, salió a relucir el nombre del propietario de la camioneta que utilizaba la alcaldesa cuando fue detenida hace un par de semanas. Esto evidenció la falta de tacto del titular de la Unidad de Comunicación Social (UCS), Walther David Patrón Bacab, quien dedicó dos videos con textos prefabricados y mal leídos a la señora Rabelo de la Torre —a quien tildó de narcotraficante—, pues el vehículo no es suyo. Quedó como mentiroso.

El vehículo de lujo, que ya aclaró la gobernadora que no es propiedad de la alcaldesa. Que “pertenece a un empresario, y este a su vez se la prestó a Biby Karen Rabelo a cambio de contratos”, aseguraron en el show, pero realmente sólo son palabras y nada más. Probarlo es más difícil de lo que parece.

La segunda ronda de ataques, fue por las deudas que allegados de la alcaldesa y hasta empleados del Ayuntamiento tienen con la Fundación “Pablo García”. Curiosamente, hace unos meses quienes fueron exhibidos eran amigos de un diputado federal del PRI, pero ya no los mencionan.

Nuevamente utilizan el recurso de exhibir en público a los deudores de la Fundación, violando el derecho a la protección de datos personales. Además, omiten a hijos de actuales funcionarios, lo que deriva en un ataque meramente político en contra de quienes considere la mandataria Sansores San Román que son sus enemigos o bien, quienes le sugiera el titular de la Fundación, Carlos Ucán Yam.

Nuevamente los campechanos fuimos testigos de la falta de oficio político, mientras que a cambio nos entregan un circo con misma carpa y maromas. Nada de interés real, pues aunque los deudores pagaran lo que deben, no es suficiente para sacar al Estado de la profunda debacle de pasadas administraciones, cierto, pero también de la falta de trabajo y nula preocupación de la actual.

Que desde el Ayuntamiento triangulan facturas, aseguraron en el show, y presentaron copias fotostáticas de documentos. Si así fuera, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) tendría auditores en la Comuna, pero dudo que armen un programa de Facebook para dar a conocer supuestas tropelías. Más de lo mismo, con menos impacto, pues sin audios cae la audiencia.

Lo que sí tuvo el programa, fue la misma reacción adversa de siempre. Las redes sociales se llenaron de quejas en contra de la administración estatal, mientras que cada día más campechanos ven a la alcaldesa como la piedra en el zapato de la gobernadora, y parece que empieza a gustarle a la ciudadanía.

Al igual que la alcaldesa, la ciudadanía insiste en la necesidad de diálogo entre ambas mandatarias, Layda Sansores y Biby Rabelo. Esta última tendió el puente para ponerse a trabajar y acabar con los espectáculos que en nada benefician a los campechanos, incluso el exalcalde Eliseo Fernández Montúfar invitó a la gobernadora a platicar, aunque muy a su estilo. ¿Aceptará la mandataria?

Noticia anterior

Paz de México es un plan ruso: Mykhailo Podolyak

Siguiente noticia

Perfiles Constitucionales

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *