Tribuna Campeche

Diario Independiente

Índice político: El octavo círculo del infierno

Francisco Rodríguez

A Porfirio Muñoz Ledo,
in memoriam

“¿A qué ‘le tira’ Dante Alfonso Delgado Rannauro?”, me han preguntado.
Y lo primero que se me viene a la mente es que “está a la espera de las órdenes que le dé Andrés Manuel López Obrador”, les respondo.
Esto es, continuar saboteando a las oposiciones… o sumarse a la candidatura de la “corcholata” que se le indique desde Palacio Nacional.
AMLO lo tiene y mantiene apergollado. Está en poder de los expedientes negros de prácticamente todos quienes tienen aspiraciones de participar en la gran contienda del 2024. Sedena, Marina, Fiscalía y hasta lo que hoy es el viejo Cisen espían incluso a Claudia, a Marcelo, a Adán, a Ricardo, a las comparsas del PVEM y del PT, lo mismo que a todos los dirigentes del PAN, PRI y PRD.
¡Con más razón al poco confiable MC, franquicia de la cual es propietario ad vitam nuestro personaje de hoy!
Como en La Divina Comedia, la obra cumbre de su tocayo Alighieri —y como la mayoría de los humanos— Dante Delgado ya ha cruzado el Limbo, la Lujuria, la Gula, la Avaricia, la Ira y Pereza, la Herejía, la Violencia… para finalmente llegar al octavo de los círculos: ¡el fraude!
Porque, dígame usted si no cuando recién se negó a postular candidato a la gubernatura mexiquense… aún y cuando los contribuyentes le otorgamos recursos, eufemísticamente llamados “prerrogativas”, precisamente para eso: para que compita por el poder.
¡MC es un fraude de partido político que se niega a llevar a cabo aquello para lo que aparentemente fue creado!
¿También se embolsó esa lana —cuarto círculo: ¿Avaricia—, como dicen quienes le conocen que hace con prácticamente todo lo que puede estar a su alcance o se deja sin cuidado?
Delgado ya estuvo en la cárcel. Él dice que fue víctima de una venganza de Ernesto Zedillo porque, en una reunión convocada en Los Pinos para evaluar los avances en la pacificación de Chiapas, se le puso al brinco al entonces Presidente de la República.
La verdad: fue huésped del tristemente célebre penal veracruzano Pacho Viejo por el desfalco de 450 millones de pesos que le encontraron en las cuentas del cargo como coordinador de la Comisión para el Bienestar Social y Desarrollo Económico Sustentable para el Estado de Chiapas en 1995.
Lo liberaron año y medio después, pero no por encontrarlo inocente, sino por un error procesal.
Fue ahí cuando Delgado Rannauro llegó al octavo círculo del infierno, donde se castigan los pecados relacionados con el fraude consciente o traición.
Octavo círculo del infierno, sí, donde lo abraza Gerión, un monstruo alado tradicionalmente representado con tres cabezas o con tres cuerpos unidos que, de acuerdo al Canto XVII de La Divina Comedia, representa tres distintas naturalezas: humana, bestial y reptiliana.
Gerión es la imagen del fraude, con la cara que parece de un hombre honesto, su cuerpo hermosamente coloreado, pero con una punta venenosa en la cola.
Todos escapan de su redil. Terrenos e instalaciones que los contribuyentes le entregamos como “prerrogativas”… una boyante empresa inmobiliaria… entre otras joyas de su enorme arca… Dante Delgado tiene la cola larga.
Hoy se la pisa Andrés Manuel López Obrador.
Nada de “tercera vía” ni cosa que se le parezca.
Cuando renunció al PRI —inculpando a Zedillo, y por ese rencor personalísimo ahora no quiere ir con el tricolor “ni a la esquina”— fundó Convergencia, lo que hoy es Movimiento Ciudadano, una agrupación amorfa que tuvieron que organizar verdaderamente quienes en aquella época consiguieron su registro como partido.
Recuerdo al exgobernador oaxaqueño Jesús Martínez Álvarez, entre otros, quienes luego renunciaron por distintas razones, pero principalmente por no estar de acuerdo con los modos y con las mañas de Delgado.
Hoy, varios años después, asoma un nuevo desprendimiento de ese organismo, usado a conveniencia de prófugos de otros partidos.
El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, y el senador, también jalisciense, Clemente Castañeda ya mostraron públicamente su desacuerdo con el aislacionismo al que AMLO OBLIGA al dueño de MC.
El primero renunció a sus aspiraciones presidenciales.
El segundo, ha dicho que es hora de aprovechar la coyuntura abierta por Xóchitl Gálvez para repensar la posibilidad de arrimarse a la Alianza conformada por el PAN, PRI y PRD.
De inmediato, empero, saltó el domador de la primera pista del circo y dos de los enanos en la segunda y en la tercera:
Dante repitió el slogan “con el PRI ni a la esquina” y calificó a lo que será una coalición como lo fue el Titanic… enorme, pero destinada al hundimiento… coincidiendo con AMLO, claro está.
Y desde el norte, los políticamente cortos de estatura Samuel García y Luis Donaldo Colosio —ambos impuestos por los megamillonarios de Nuevo León, como ha sucedido con cuando menos los tres últimos gobernadores y alcaldes de la entidad— han secundado a Dante, por un pleito de vecindad interpartidista en torno a la Fiscalía del Estado.
De continuar bajo las órdenes directas de AMLO —que Dante siguió a pie juntillas en las recientes elecciones del Estado de México—, Movimiento Ciudadano va a desaparecer.
Y Dante Delgado seguirá ardiendo en el octavo círculo del infierno.
Estoy cierto de que ya lo verá usted.
Indicios. ¿Será que el desprestigiado Rudolph Giuliani volverá a ser el gran invitado de Marcelo Ebrard para que implemente su llamado Plan Angel —sin acento— en contra de la inseguridad y la violencia desatada en el país? Dice el “corcholata” que no costará dinero público. ¿Será que, otra vez, pasará la charola entre los ricos, ricos, ricos del país para llevar a cabo su plan ranchero? Y ¿por qué esperar hasta 2024 si, ahora mismo, el país se está desangrando? ¿Será para que nadie pida cuentas de lo que sucedió cuando invitó al exalcalde neoyorquino y ex abogado de Donald Trump y que fue un reverendo fracaso? * * * En Chilpancingo se vivieron el sábado las consecuencias de las alianzas de los políticos morenistas con los capos del crimen organizado cuando los seguidores de AMLO no cumplen los compromisos adquiridos con los mañosos. Ante las amenazas de estos últimos, la capital guerrerense lució desértica, en un virtual toque de queda, con comercios cerrados que causaron grandes pérdidas económicas a sus propietarios, con sus habitantes encerrados a cal y canto en sus hogares, con largas filas de personas esperando inútilmente a que pasara alguna unidad de transporte público para poder llega a su destino. La dizque gobernadora Evelyn Salgado quizá en alguna party acapulqueña, posando para las fotos que se publicarán en las llamadas revistas del corazón y/o de la farándula. Su impresentable padre, Félix S. Macedonio, en calidad de “lavaperros” —el menor de los rangos en la escala criminal— de sus patrones narcos. * * * Por la noche, la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández, recientemente retratada con un criminal de la pandilla de Los Ardillos, fue trasladada en una caravana de vehículos blindados a CdMx. En su trayecto llamó a sus seguidores para que documentaran que todo lo sucedido desde el viernes en la noche —balaceras por doquier, muertos, heridos— eran inventos de sus malquerientes, para presentar esos datos en la matiné de AMLO la mañana de este lunes. En política, señora presidente municipal, no se quiere a los políticos. No deben buscar cariño, sino respeto. Y en su caso… * * * A propósito del tema, el ocupante —con todo y tropas— de Palacio Nacional es necio, terco o nesho, como le dicen en su natal Tabasco. Ya anunció que ooootra vez enviará una iniciativa para que la inservible y costosa Guardia Nacional en manos de Rosa Icela Rodríguez sea adscrita a la férula de Luis Crescencio Sandoval, en la Secretaría de la Defensa Nacional que, a últimas fechas, tampoco se ha distinguido por su efectividad en contra del crimen y la violencia. * * * Ya se percató usted de que en este y en otros espacios ya casi no se habla de las “corcholatas” cuatroteras. Como su “destapador” están perdiendo las luces de los reflectores mediáticos. * * * A media mañana del domingo, poco antes de cerrar este espacio de opinión me entero del fallecimiento del entrañable Porfirio Muñoz Ledo. Una gran pérdida para la intelligentsia que ha dado forma al paísverdaderamente democrático —no sólo en lo electoral— que anhelamos y que, desgraciadamente, cada vez está más en manos de la estúpida forza. Fue un estadista al que los medrosos nunca dejaron llegar al verdadero poder. Vaya, ¡hasta le regatearon la entrega de la Medalla Belisario Domínguez, por sus muchos incuestionables méritos! Lo vamos a extrañar. ¡Descanse en paz! * * * Por hoy es todo.
https://www.indicepolitico.com
[email protected]
@IndicePolitico
@pacorodriguez

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!